Críticas salvajes en una jungla de temas…

La muerte de Philip Seymour Hoffman

182678

Adiós a un grande del cine.


El diablo, por enésima vez, ha vuelto a meter la cola en Hollywood. A los 46 años, falleció de sobredosis Philip Seymour Hoffman, quizás uno de los mejores actores de su generación. Comparable con los grandes de la historia del cine, este enorme actor ha tenido una prolífica carrera, destacándose en absolutamente todos los géneros. El cine ha perdido un referente artístico invaluable.

En laletraindomita.com lo homenajeamos a través de un repaso de lo que creemos fueron sus papeles más salientes:

hoffmanphilipseymour_flawless

El travestido simpaticón.

Rusty, en Flawless.

Formando una dupla de lujo junto a Robert De Niro, Hoffman le saca chispas a la pantalla con una soberbia interpretación de un travesti bipolar. A mi parecer, el mejor papel de su carrera.



Philip-Seymour-Hoffman-Capote

El escritor introvertido.

Truman Capote, en Capote.

Capote es la crónica de la investigación que el afamado escritor, junto a Harper Lee, realizaron para luego escribir la novela “A sangre fría”. Yo creo que la película está sobrestimada, pero la composición del personaje por parte del actor es sublime. Para interpretarlo, Hoffman modificó su voz, sus expresiones, su modo de moverse y hasta su mirada. Una soberbia actuación que le valió el premio de la academia.


Doubt-Philip-Seympur-Hoffman_l

El padre piadoso.

Brendan Flynn, en Doubt.

El actor también se luce con la sotana puesta, interpretando a un miembro de la curia con dudosas intenciones.



006ITH_Philip_Seymour_Hoffman_020

El villano implacable.

Owen Davian, en Mission: Impossible 3.

Luego de haber visto todas las 007, las Misión Imposible, las Indiana Jones y otro centenar de películas del estilo, Owen Davian será recordado por mí como uno de los villanos más aterradores de la historia del género. La presencia escénica de Hoffman encarnando a este personaje es impactante. Con su mirada, sus expresiones y su voz transmite un realismo escalofriante cada vez que aparece en la pantalla.



MV5BMTU0NDU3NDI2OV5BMl5BanBnXkFtZTYwMTI4NTY3._V1_SX640_SY720_

El amigo incondicional.

Sandy Lyle, en Along came Polly.

Mi novia Polly es una comedia subestimada, que consta de un personaje imperdible: Sandy Lyle, un gordo egocéntrico y descerebrado que supo ser famoso en su adolescencia y no tolera su presente más ordinario. Sin lugar a dudas fue el personaje que inspiró la serie Todos contra Juan en Argentina. Si bien se trata de un personaje secundario, se roba los mejores momentos de la película. Hoffman demuestra en esta entrega su versatilidad, destacándose también en la comedia.


Comments