Críticas salvajes en una jungla de temas…

CRÍTICA | CINE | Florence Foster Jenkins

image002
Director: Stephen Frears..
Duración: 1h 52 minutos.
Casting: Meryl Streep, Hugh Grant y Simon Helberg.

8

A grito pelado.


Las comedias dramáticas basadas en hechos reales son difíciles, porque requieren de una alquimia difícil de lograr: una historia interesante + un guion que sepa contarla con comicidad + un director que logre plasmar el guión en la pantalla. Florence Foster Jenkins logra la proeza y entrega, sin lugar a dudas, una comedia memorable.

Es verdaderamente increíble la historia de esta acaudalada aficionada al canto, que en manos de cualquier otro director podría haber terminado en un melodrama punzante. Stephen Frears, sin embargo, rescata la esencia del relato con humor y se escapa con elegancia de los golpes bajos. Como resultado, nos hace reír con una historia triste, sin que sintamos culpa al respecto. Por supuesto que, además de la fantástica dirección y ambientación del filme, contribuyen enormemente al éxito del mismo las actuaciones de un soberbio reparto, donde se destacan la infalible Meryl Streep, un Hugh Grant quizás inédito y Simon Helberg, con un personaje excéntrico y divertido.

La peculiar historia de Florence Foster Jenkins merecía contarse con grandeza y Frears lo logra. Es una comedia dramática divertida y original que arranca sonrisas y rescata ciertos valores del espíritu humano, sin incurrir en las típicas recetas de Hollywood.



Comments

CRÍTICA | CINE | Truth

image006
Director: James Vanderbilt.
Duración: 2h 5 minutos.
Casting: Kate Blanchett, Robert Redford, Denis Quaid y otros.

8

Detrás de Spotlight.


Truth posee una debilidad argumental que le ha quitado popularidad y que ha hecho que en su momento fuera eclipsada por la gran ganadora del oscar, Spotlight: su trama no es lo suficientemente controversial. Está basada en un hecho verídico y es una película impecable en todas su aristas, pero no posee la contundencia suficiente como para impactar en forma masiva. Trata, lisa y llanamente, de una investigación orientada a descubrir si George W. Bush finalizó o no su instrucción militar, lo que claramente es interesante pero no escandaloso.

El mundo de la noticia queda al desnudo en esta oportunidad. Truth quizás no cuente una historia impactante, pero expone al periodismo y al corporativismo mediático en el contexto de la política con enorme talento cinematográfico y un reparto sin desperdicios. Es un placer extraordinario ver a Kate Blanchett y a Robert Redford compartir la pantalla grande, lo que sin dudas se constituye como el mayor mérito del filme, aunque no el único.

Truth es, quizás, la película que un profesor de periodismo prefiriera enseñarle a sus alumnos para resumir los gajes del oficio. Es una gran propuesta en su género, muy bien guionada, dirigida y actuada. No es tan impactante como Spotlight, pero vale la pena de principio a fin.




Comments

CRÍTICA | CINE | Blood Father

image004
Director: Jean-Francois Richet.
Duración: 1h 28 minutos.
Casting: Mel Gibson, William Macey y Erin Moriarty.

4

Fracaso fraternal.


Es difícil dilucidar los motivos por los que esta nueva entrega protagonizada por Mel Gibson ha sido, en general, bien recibido por la crítica. Blood Father es una propuesta clase B en lo cinematográfico y clase D en lo narrativo. Es mala, prácticamente sin atenuantes.

Está mal guionada, mal actuada y pésimamente estructurada. De comienzo a fin, Blood Father no hace más que defraudar a la audiencia con una historia muy mal contada, a través de situaciones inverosímiles y pésimos diálogos. Más allá de una dirección bastante aceptable en lo técnico, sinceramente no hay mucho que rescate a una película que a duras penas intenta ensayar el éxito apelando al magnetismo de su protagonista. Sí, a todos nos gusta Mel Gibson haciendo de loco, pero sólo eso no garantiza el éxito.

Es difícil de entender cómo Gibson, que desde lo artístico entiende el cine como pocos, se ha prestado a participar de un fiasco semejante. Mi mejor consejo es que cualquiera que sienta la tentación de volver a ver a Mel Gibson haciendo de loco, que vea su última y muy buena película de acción, Get the Gringo (2012) o directamente repita Arma Mortal, pero que evite Blood Father a toda costa.



Comments