Críticas salvajes en una jungla de temas…

CRÍTICA | CINE | Don´t breathe

image005
Director: Fede Álvarez.
Duración: 1h 28 minutos.
Casting: Stephen Lang, Jane Levy y Dylan Minnette..

8

Suspenso que quita el aliento.


Entre los múltiples desafíos que propone el cine contemporáneo, la originalidad dentro del género suspenso es sin dudas uno de los más difíciles de lograr. Don´t Breathe triunfa, precisamente, al brindar una experiencia distintiva, que invierte en cinematografía de primer nivel y en buena narrativa al mismo tiempo.

La dirección de Federico Álvarez es quizás el punto más saliente de la película. Tanto la fotografía como la edición están milimétricamente pensadas para oprimir al espectador en todo momento y generar un estado de incomodidad permanente, pero no son sólo los aspectos técnicos los que se destacan en la propuesta. Don´t Breathe se guarda, inesperadamente, alguna que otra sorpresa dentro de la historia, lo que envalentona la experiencia vía el aporte de cierta sustancia narrativa extra.

Don´t Breathe tal vez no sea la película perfecta, pero está dentro de las mejores propuestas del tipo que hemos visto en los últimos años. Para ver en la oscuridad y en absoluto silencio.



Comments

CRÍTICA | CINE | Jason Bourne

image006
Director: Paul Greengrass
Duración: 2h 3 minutos.
Casting: Matt Damon, Tommy Lee Jones, Vincent Casell y Alicia Vikaner.

5

Secuela innecesaria.


La trilogía Bourne, quizás una de las mejores sagas de acción de la historia del cine, no necesitaba una cuarta parte, al menos a nivel narrativo. La tercera entrega ya se había encargado de cerrar la historia del amnésico agente de inteligencia con gran precisión y sin dejar interrogantes, pero en el cine son pocas las sagas exitosas que logran escaparle a la ambición desmedida. Jason Bourne no ha sido la excepción y, aunque parezca increíble, este último capítulo es fácilmente olvidable.

El regreso de Jason Bourne a la escena es a través de un gancho narrativo forzado, que pone en evidencia la falta de motivación genuina de la continuación. Vincent Casell y Tommy Lee Jones están muy bien en sus papeles (aunque Casell no tenga grandes desafíos) pero no alcanzan para salvar la experiencia. Amén de una secuencia de combate cuerpo a cuerpo muy bien lograda cerca del final, no hay mucho más que recordar dentro del filme, que apenas termina siendo un refrito de escenas ya vistas en entregas previas; una recopilación carente de toda inspiración, en el mejor de los casos, donde se nota la falta de pasión de su director.

La gran pregunta que uno debe hacerse es para qué volvió Jason Bourne, y luego de 120 minutos ese interrogante no encuentra una respuesta convincente. Volvió para pelearse, dispararse y manejar a grandes velocidades sin motivos verosímiles. Volvió, en definitiva, porque es un buen negocio y no mucho más que eso. Este es un capítulo prescindible de una saga imprescindible.


Comments