Críticas salvajes en una jungla de temas…

CRÍTICA | CINE | Bone Tomahawk

unknown
Director: S. Craig Zahler.
Duración: 132 minutos.
Casting: Kurt Russell, Patrick Wilson, Richard Jenkins y Matthew Fox.

7

Un western diferente.


Bone Tomahawk es una excepción del cine contemporáneo, no sólo por ser original, sino por tratarse de una película independiente de escasísimo presupuesto que supo reunir un reparto estelar. Es un misterio que una propuesta de este estilo, que costó menos de 2 millones de dólares, haya logrado seducir a sus renombrados protagonistas sin dinero.

No se trata de un western convencional. Bone Tomahawk es un raro híbrido que parte de un género clásico y lo va modificando con dosis de suspenso y horror, aunque siempre dentro de un marco realista. No cuenta una historia espectacular, pero su guión está magníficamente elaborado a través de diálogos y situaciones muy bien logradas, que mantienen al espectador en vilo absoluto. Es, por sobre todas las cosas, una película mórbida, sombría y por momentos extremadamente visceral.

Es también, como se expone en el primer párrafo, un filme barato, y en ciertos pasajes se nota. Los productores evidentemente debieron administrar recursos escasos y eso se llega a evidenciar en la imagen, que sin ser necesariamente mala, sí dista de los estándares típicos del cine de primer nivel, en especial por los filtros utilizados. Pero por más que a los ojos a veces parezca una película clase b, lo cierto es que no se vive como tal, gracias a una muy buena edición y a la calidad actoral de sus protagonistas.

Bone Tomahawk entretiene, sorprende y hasta asusta durante toda su duración, aunque al final quizás decepcione un poco con un desenlace abrupto y poco acorde al ritmo característico del filme. Es, de cualquier manera, una propuesta fresca y original que se disfruta por fuera de los estándares comunes del cine. Vale la pena.









Comments

CRÍTICA | CINE | Black Mass

Pasted Graphic
Director: Scott Cooper.
Duración: 122 minutos.
Casting: Johnny Depp, Joel Edgerton, Benedict Cumberbatch, Kevin Bacon y otros..

8

Retrato vivo de un psicópata.


Luego de décadas de encasillamiento en papeles caracterizados por personalidades excéntricas y sobradamente expresivas, Johnny Depp finalmente sale de la jaula actoral para entregar, quizás, la mejor interpretación de su carrera. Black Mass es una buena película de gangsters que se potencia gracias a la soberbia actuación de su protagonista.

Con Boston como escenario, esta nueva propuesta del cine-mafia se centra en la historia de un criminal hasta ahora poco conocido, pero que valía la pena contar. Es una película por demás de personalista, que pone el foco en retratar la vida de un escalofriante psicópata más que en desarrollar una trama de modo convencional. No es un filme que respete la ortodoxia narrativa a rajatabla, y de hecho, no sigue un hilo argumental preciso, sino que salta de momento en momento, siempre manteniendo a su protagonista en escena. Sin embargo, la falta de rigurosidad narrativa es suplida por un gran guión, hecho a la medida del personaje principal, y cinematografía de primer nivel.

Black Mass es caótica, pero también es impactante, gracias a la increíble actuación de Johnny Depp, y también a un muy buen trabajo de dirección. Quizás no cuente una gran historia con finura, pero retrata una personalidad de modo impecable.









Comments

CRÍTICA | CINE | Southpaw

MV5BMjI1MTcwODk0MV5BMl5BanBnXkFtZTgwMTgwMDM5NTE@._V1_SX214_AL_
Director: Antoine Fuqua.
Duración: 121 minutos.
Casting: Jake Gyllenhaal, Raqchel McAdams y Forest Whitaker..

8

De zurda.


Antoine Fuqua carga con una mochila pesada en su cinematografía: luego de su temprana obra maestra, Training Day, jamás ha podido repetir tan grato resultado. Lo ha intentado varias veces, con diversas variantes argumentales en las que siempre predomina la acción, y si bien nunca derrapó, hasta hace poco no había podido entregar una experiencia verdaderamente contundente. Southpaw revierte esa tendencia, para convertirse, probablemente, en la segunda mejor pieza de su filmografía.

Fuqua cambia la fórmula y esta vez va por un drama, que si bien está lejos de ser original, es altamente efectivo. Hemos visto ya muchas veces la trama del boxeador que busca redimirse, pero quizás sea ésta otra prueba más de que una historia conocida bien contada paga la entrada. Southpaw es un drama al estilo del director, quien suele manejarse en un plano intermedio entre la realidad y la ficción. Con esto último quiero decir que la propuesta no es ni la primera Rocky, ni Rocky 4, sino que se mueve narrativamente entre lo verosímil y lo espectacular, con muy buenos resultados. Es una película cinematográficamente impecable, como todas las entregas del director, y magníficamente contada.

Párrafo aparte merecen las actuaciones de Gyllenhaal y Whitaker. El primero vuelve a demostrar que no hay papel que le quede grande, sin importar el desafío del que se trate. El segundo, a esta altura de su carrera no tiene nada que demostrar, y siempre es un placer verlo en pantalla. Entre los dos logran buena química, y aunque tal vez la relación entre ambos no sea el tema preponderante de la película, se los disfruta en pantalla.

Es para celebrar que un un director tan sólido en lo técnico vuelva a dar en el clavo después de mucho tiempo. Southpaw es un muy buen drama que entretiene y engancha de principio a fin. Su falta de originalidad es de sobra compensada con narración y fotografía. Después de todo, el cine es el arte de entretener, sin necesariamente tener que sorprender.









Comments