Críticas salvajes en una jungla de temas…

CRÍTICA | CINE | Interstellar

MV5BMjIxNTU4MzY4MF5BMl5BanBnXkFtZTgwMzM4ODI3MjE@._V1_SX214_AL_
Dirección: Christopher Nolan.
Reparto: Matthew McConaughay, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Michael Caine, Casey Affleck y Matt Damon.
Duración: 169 min.

8

(Nolan x 2 + Einstein)2.


Los hermanos Nolan han revolucionado la narrativa del cine contemporáneo, probablemente convirtiéndose en dos de los mejores guionistas de la historia. Interstellar continúa esa tradición fraternal de entregar una historia sorprendente, profunda y elaborada, y si bien quizás no esté a la altura de sus mejores trabajos, es una propuesta imperdible en su género.

Quienes no tuvieron paciencia con Memento e Inception, no debieran siquiera intentar mirar Interstellar. Las películas de Christopher Nolan suelen ser experiencias cautivantes, pero exigen un alto esfuerzo intelectivo por parte del espectador, quien debe estar dispuesto a someterse a un proceso sináptico más largo de lo habitual; son como rompecabezas cuyas piezas deben continuar encastrándose hasta incluso luego de terminado el filme. Ésta no sólo no es la excepción, sino que tal vez sea su proyecto más ambicioso, al tratarse de una historia que aborda uno de los fenómenos más abstractos y apasionantes del universo: la relatividad del tiempo. Sobre esa premisa, se construye una trama trascendental, sorpresiva e inteligente, fiel al estilo del director.

Con cinematografía perfecta, la película se desarrolla a través de una trama compleja y elaborada que mantiene en vilo al espectador hasta el minuto final. Como siempre es el caso en los proyectos del director, lo más interesante de la propuesta radica en su guión, que ahonda en múltiples conflictos que van desde causas personales hasta lo estrictamente antropológico. En el trámite hay drama, suspenso y una importante cuota de ficción argumentada por leyes y especulaciones de la física moderna. Es quizás, en la vuelta de tuerca final, donde Nolan tal vez no llegue igualar sus mejores trabajos en cuanto a la consistencia absoluta del filme. En esta oportunidad queda un cierto sinsabor, una sensación de que el resultado es relativamente vago, o al menos paradójico en términos temporales.

Puede que Interstellar no cierre en todos sus ángulos, pero incluso así, es una película de ciencia ficción que succiona la mente del espectador y lo invita a volar por un universo amplio y fascinante. Es sin dudas una propuesta maravillosa, que merece verse múltiples veces y pensarse muchas veces más.



Comments

CRÍTICA | CINE | Whiplash

wlsh
Dirección: Damien Chazelle.
Reparto: Miles Teller y J.K. Simmons.
Duración: 107 min.

8

Otro cisne negro.


Es inevitable comparar a Whiplash con The Black Swan, esa gran película estrenada hace cinco años y que también fue nominada al oscar. Otro enfoque y otra cinematografía, pero prácticamente el mismo mensaje: la obsesión por éxito.

Whiplash posee un dramatismo completamente distinto al de The Black Swan. El filme de Aronofsky, fiel al estilo del director, era un drama de suspenso que lentamente asfixiaba al espectador, conduciéndolo hacia la inevitable tragedia. Esta propuesta carece de esa intensidad agobiante, pero es igualmente un drama inmersivo, que se sumerge en las profundidades más oscuras de la psicología humana para narrar las consecuencias irreparables de la búsqueda obsesiva de la perfección.

Sin lugar a dudas, la película se destaca en dos frentes claros: en lo dramático, con un J.K. Simmons insuperable; y en lo técnico, con una edición fantástica que combina planos y sonidos en forma perfecta.

Whiplash es una película brillantemente dirigida que ofrece un mensaje contundente: alcanzar la perfección usualmente tiene un alto costo. Al que le gusta el durazno, que se banque la pelusa.



Comments

CRÍTICA | CINE | The imitation game

MV5BNDkwNTEyMzkzNl5BMl5BanBnXkFtZTgwNTAwNzk3MjE@._V1_SY317_CR0,0,214,317_AL_
Dirección: Morten Tyldum.
Reparto: Benedict Cumberbatch, Keira Knightley y Matthew Goode.
Duración: 114 min.

9

La génesis de la computación.


Algunas historias de la vida real merecen contarse más que otras. En el cine hemos visto excelentes historias mal contadas y algunas otras menos interesantes eximiamente narradas. The Imitation Game no es la primera ni será la última historia verídica de la segunda guerra mundial llevada a la pantalla grande, pero se destaca por cumplir un doble requisito: contar muy bien una magnífica historia.

Superficialmente, The Imitation Game es la historia de cómo, cuándo y quién descifró el código enigma, el sistema criptográfico a partir del cual se comunicaban los alemanes en la segunda guerra mundial. Íntimamente, sin embargo, la propuesta teje en su trasfondo otras tramas sustanciales que abordan desde el espionaje hasta la homosexualidad, variando los tiempos del relato sin perder el hilo fundamental de la narración. Es poco frecuente la efectividad con la que la película impacta en todos los frentes, desplegando múltiples mensajes sin dispersiones narrativas. La cinematografía, por otro lado, es clásica pero virtuosa, con excelentes planos y muy buena edición.

The Imitation Game es un drama histórico de guerra, de espionaje y también de vida. Todo eso, en menos de dos horas brillantemente compactadas. Son pocas las propuestas como ésta.




Comments

CRÍTICA | SERIES TV | Penny Dreadful

Penny-Dreadful-Eva-Green
Creador: John Logan.
Casting: Eva Green, Timothy Dalton, Josh Hartnett y Harry Treadaway.
Duración: 1ra temporada / 8 episodios / 2014.

9

La otra liga extraordinaria.


El cine y la televisión hace ya un par de años que comenzaron a tomarse en serio las historias fantásticas. Testigo de ello son las adaptaciones de los cómics a ambas pantallas, la chica y la grande, con personajes dotados de una complejidad que antes no solían tener, salvo excepciones. Penny Deadful es quizás un caso paradigmático dentro de esta movida, una serie que rescata íconos absolutos de la literatura fantástica clásica y los convierte en protagonistas de una historia magníficamente escrita y dirigida.

La premisa puede a priori despertar desconfianza, pero para quienes decidan dejar los prejuicios de lado, encontrarán en Penny Dreadful una alquimia ficcional nunca antes vista. La serie reúne a muchos de los grandes personajes de la literatura fantástica anglosajona y los interrelaciona entre sí a través de una historia eximiamente guionada. Independientemente de lo artístico, donde la propuesta también se destaca gracias a su impactante fotografía y escenografía, el mayor mérito de Penny Dreadful radica en el increíble dramatismo que le imprime a su historia. Los personajes más bizarros de la narrativa londinense victoriana han sido humanizados y dotados de una complejidad inusual, más propia del teatro clásico que de una serie televisiva. Los diálogos son milimétricamente exquisitos y se despliegan alrededor de una trama muy bien construida, con altas dosis de suspenso y terror.

Penny Dreadful estrecha las distancias entre la realidad y la ficción fantástica con una contundencia dramática admirable. Es una fórmula inédita, encarada con seriedad y compromiso narrativo, que explora los confines de los esotérico de modo soberbio. Si William Shakespeare hubiera escrito La Liga Extraordinaria, seguramente éste sería el resultado. Imperdible.




Comments

CRÍTICA | CINE | Exodus: Gods and Kings

MV5BMjI3MDY0NjkxNl5BMl5BanBnXkFtZTgwNTM3NTA0MzE@._V1_SX214_AL_
Dirección: Ridley Scott.
Reparto: Christian Bale, Joel Edgerton, Ben Kingsley, Aaron Paul y otros.
Duración: 150 min.

6.5

Epopeya visual, pero no narrativa.


Ridley Scott es sin dudas unos de los mejores directores de la historia del cine, y como todo genio, tiene en su extenso curriculum cinematográfico algunos pocos fracasos. Exodus no está dentro de lo mejor de su filmografía, pero tampoco es de lo peor.

Descartemos lo sospechado: la película es técnicamente imponente, como todos sus trabajos anteriores. La recreación de la civilización egipcia es épica y monumental, al menos en lo arquitectónico. Scott ya tiene mucha experiencia en construir viejos imperios y darle la dimensión que merece a los ojos del espectador. Ciertamente, Exodus no defrauda para nada en ese aspecto. Hay epopeya visual, no sólo en lo escénico, sino también en algunas fantásticas escenas, como lo son las plagas.

Los errores de la propuesta radican en lo estrictamente narrativo. Sinceramente a mí no me importa la ortodoxia bíblica, porque el cine es una expresión artística y cada realizador tiene la libertad de versionar la historia como le plazca. Pero más allá la trama en sí, Exodus falla en el trámite de contarla a través de sus protagonistas. En primer lugar, el filme sufre de un evidente anacronismo en el lenguaje y en el modo en que los personajes interactúan entre sí, quienes parecieran ser ciudadanos occidentales del mundo contemporáneo incrustados en un escenario bíblico. En segundo lugar, hay una notoria carencia de dramatismo en el argumento, lo que resulta en diálogos escuetos y falta de desarrollo del conflicto principal. Es inevitable concluir que tan magnífico reparto ha quedado recluido a un segundo plano, y que el foco del proyecto se ha puesto exclusivamente en el despliegue visual. Es una pena, porque una historia tan rica en contenido podría haber sido magnánima con un guión más elaborado.

Exodus cumple en lo técnico pero defrauda en lo narrativo. Un relato épico de fe ha quedado reducido a un importante compendio de imágenes de escasa sustancia dramática. Como escribí en el primer párrafo, no es lo peor que ha hecho Scott, pero dista leguas de los grandes trabajos que le han valido su merecido reconocimiento.




Comments

CRÍTICA | CINE | Birdman

MV5BODAzNDMxMzAxOV5BMl5BanBnXkFtZTgwMDMxMjA4MjE@._V1_SX214_AL_
Dirección: Alejandro González Iñárritu.
Reparto: Michael Keaton, Edward Norton, Zach Galifianakis, Naomi Watts y Emma Stone.
Duración: 119 min.

10

Basada en un ego real.


González Iñárritu ha sabido hacernos sufrir. Amores Perros y 21 Gramos fueron dos grandes películas que revolucionaron el cine dramático, a lo que Hollywood le encontró el costado comercial, como siempre. Los proyectos posteriores del director mexicano cayeron en la monotonía absoluta y en la repetición de una tortuosa fórmula que impacta una o dos veces, y luego simplemente fastidia. Hacer sufrir al espectador hasta el hartazgo a veces es contraproducente, y González Iñárritu lo ha entendido. Birdman es una fantástica reinvención de su arte, y es perfecta por donde se la mire.

Técnicamente no debería haber debate: Birdman es cinematográficamente insuperable. Es una película filmada enteramente en plano secuencia, sin que se perciban las transiciones, lo que habla de un arduo trabajo del director, los actores y los editores. Es muy difícil lograr el resultado final de esta obra maestra, porque necesita de todas las piezas funcionando en perfecta armonía. Lo curioso es que lo logra, y la experiencia es original e inédita: algo así como una obra de teatro de escenario dinámico y con edición digital interactiva.

En lo narrativo habrá seguramente un debate más acalorado. Birdman es una minuciosa introspección del ego humano a través del mundo del espectáculo, ámbito sin lugar a dudas paradigmático en la materia. Es drama, pero también es comedia. Es trágica y cómica a la vez, pero por sobre todas las cosas es sutil. El director juega mucho con su currículum fílmico dentro del guión, amagando constantemente con hacer resurgir la receta que lo hizo conocido. Me gustó ese juego interactivo con la audiencia, porque de alguna manera sirve de autocrítica de su trabajo pasado, al tiempo que sorprende con una frescura inédita en su modo de relatar historias. Birdman es completamente diferente a todo lo que ha hecho González Iñárritu a la fecha, en el mejor de los sentidos.

Los premios no definen la calidad de una película, y un Oscar suele no ser garantía de nada. Birdman no es excelente por haber ganado el máximo galardón de la industria, sino por despuntar una tragedia de la vida real con deliciosa cinematografía y compromiso argumental. Es uno de los dramas mejor ejecutados que he visto en mi vida, y sin dudas la mejor película de 2014, junto con Her.





Comments