Críticas salvajes en una jungla de temas…

CRÍTICA | CINE | Green Room

image003
Director: Jeremy Saulnier.
Duración: 1h 35 minutos.
Casting: Anton Yelchin e Imogen Poots..

6.5

Masacre punk.


Green Room es un thriller alternativo, mórbido y violento, que apela a una fórmula original y atractiva, aunque también incongruente.

La violencia es explícita, visceral e impresionante; el clima, lúgubre y desesperanzador. No hay baches cinematográficos en esta entrega independiente de suspenso, que logra tensionar a la audiencia con enorme eficacia. Sí hay, en cambio, cierta inconsistencia narrativa. Green Room intenta transmitir miedo a través de la verisimilitud de sus personajes y escenarios, arrancando de raíz el heroísmo de sus protagonistas y sincerando las chances de supervivencia, relegando todo lo demás a un notorio segundo plano. Como resultado de esto, del nudo hacia delante el trámite narrativo cede contundencia. Los diálogos se tornan crípticos o anodinos y las motivaciones de los personajes difíciles de creer. Los protagonistas, entonces, se deshumanizan y se vuelven a encapsular dentro de lo usual en el género. Por eso, llegando a la conclusión, la propuesta no llega a hacer del todo la diferencia.

Hay excelentes momentos en Green Room y la sensación de que verdaderamente se está viendo algo distinto, al menos durante gran parte de su duración. Sin embargo, la evolución del argumento no está del todo a la altura de la premisa original y termina siendo llano e incongruente. Es atrapante y sorpresiva, sí, pero está muy lejos de lo mejor en el género.


Comments

CRÍTICA | CINE | The Gift

image002
Director: Joel Edgerton.
Duración: 1h 46 minutos.
Casting: Joel Edgerton, Jason Bateman y Rebecca Hall.

8

Suspenso con mensaje.


Joel Edgerton sorprende gratamente en su debut como director de un largometraje, entregando una propuesta de suspenso original y bien narrada que escapa a los estándares usuales del género.

No es el típico thriller. Las partes por separado en un principio pueden resultar familiares, pero a medida que se van encastrando para estructurar su argumento, The Gift comienza a tomar distancia de la receta habitual, diferenciándose en calidad narrativa. Edgerton se las rebusca para contar una historia adulta y verosímil sin ceder intensidad y lo logra, principalmente, gracias a las enormes actuaciones de sus protagonistas, lo que por supuesto lo incluye. Rebecca Hall y Jason Bateman completan el reparto con interpretaciones soberbias, aportando credibilidad a la historia.

The Gift atrapa, entretiene, sorprende y también nos deja pensando. No es usual que el género sea conductor de un mensaje contundente, y ése es uno de los grandes méritos de la ópera prima de Edgerton, quien se recibe de realizador con una nota alta, dejando un interesante precedente para el futuro.




Comments

CRÍTICA | SERIES TV | Penny Dreadful

image003
Creador: John Logan.
Casting: Eva Green, Timothy Dalton, Josh Hartnett y Harry Treadaway.
Duración: 3ra temporada / 9 episodios / 2016.

8

Cuando lo bueno dura poco.


La tercera y última temporada de Penny Dreadful sorprende con un desenlace abrupto e inesperado, cediendo a los vicios narrativos propios de aquellos proyectos televisivos que son cancelados súbitamente. Lo curioso quizás sea que, incluso con los defectos manifiestos, la serie concluya exitosamente su ciclo. Los míticos personajes de la clásica ficción victoriana se despiden de la pantalla chica en forma prematura y dejando un sinsabor en la audiencia, pero se van por la puerta grande de la televisión, marcándola con un sello indeleble. La alquimia lograda por John Logan no tiene precedentes y seguramente, como suele suceder, sea reconocida masivamente con el paso de los años.

La evidencia de que Showtime no renovará contrato surge avanzada la temporada. De hecho, me atrevería a decir que, hasta 3 capítulos antes de culminar, esta tercera entrega se perfilaba como la mejor en la serie. Sin renunciar a su esencia poética y su complejidad argumental, Penny Dreadful incursiona esta vez en un género adicional: el western. Ethan Chandler asume entonces un protagonismo ascendente en el desierto americano mientras que en Londres se cuece un final apresurado. Sin dudas es esta la temporada más entretenida, expeditiva e impactante de todas, a costo de resignar la contundencia narrativa que supo hacer célebre la propuesta. La aceleración del trámite argumental es notable sobre el tercio final, cuando de repente comienzan a surgir atajos argumentales atípicos para el estilo de la serie. De allí a las resoluciones inmediatas prácticamente no hay distancia, y la trama de Penny Dreadful cae de un precipicio decepcionando en lo narrativo, pero al menos preservando la coherencia de la historia y sus protagonistas.

En forma impensada, Penny Dreadful se despide dejando personajes presentados a medias y líneas argumentales concluidas a los apurones, pero al menos lo hace dignamente. Esta es una gran temporada con un final abrupto y obligado, y ciertamente se resuelve en 3 capítulos lo que probablemente pudiera requerir un desarrollo de al menos 2 temporadas más. Es muy interesante el modo en que el creador de la serie decide terminarla, con un eximio poema que podría tener una lectura subliminal acerca del inusitado desenlace. Logan insiste en que el show estaba pensado así, quizás por cortesía hacia Showtime o directamente como obligación contractual, pero es evidente que el relativamente bajo rating pesó en la decisión de culminar la saga.

Penny Dreadful termina antes de lo que yo hubiera querido, en forma sorpresiva y, de alguna manera, también decepcionante. Me quedé con ganas de más, como muchos otros, pero también me quedé con la enorme gratificación de haberla disfrutado estos tres años. Sus personajes, su lírica y sus insuperables diálogos la han catapultado al éxito en los anales del tiempo, independientemente de su rating. No sólo ha valido la pena, sino que ha sido una experiencia única y genuina de difícil repetición.







Comments