Críticas salvajes en una jungla de temas…

CRÍTICA | CINE | Relatos salvajes

Relatos_salvajes-742190384-large
Dirección: Damián Szifrón.
Reparto: Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia, Oscar Martinez, Erica Rivas y otros.
Duración: 122 min.

8

Cine animal.


La desgracia y la tragedia esconden un ángulo de visión cómico que no siempre es fácil de encontrar. La ironía, el morbo, el cinismo y muchas otras conductas y actitudes propias de la esencia humana son una parte integral de esta gratamente rara película argentina. Relatos salvajes es al cine lo que una antología de cuentos de Cortázar es a la literatura: un compendio de breves historias retorcidas, eximiamente narradas.

Como todo gran libro de cuentos, priman un par de relatos extraordinarios y el resto completa la experiencia con buenos resultados. Sobre toda consideración de calidad que pueda hacerse del filme, lo más destacable es su maravillosa cinematografía. Damián Szifrón sube la vara del estándar cinematográfico argentino hacia una altura quizás nunca antes alcanzada. Es asombrosa la variedad de recursos visuales utilizados por el director; la multiplicidad de planos, los diversos ángulos, los cambios de ritmo; todo está exquisitamente orquestado para la composición de una obra técnicamente impecable.

Las actuaciones son en general muy buenas, con algunas mínimas salvedades típicas del cine argentino. Algunos actores parecieran recitar el guion en vez de actuar, lo que por momentos (contados y breves) conspira contra la naturalidad de la historia, aunque finalmente no la dañe. Lo cierto es que en materia dramática los protagonistas principales logran componer con excelencia sus respectivos personajes, aportando verosimilitud a cada uno de los relatos.

Los galardones coronan, pero la calidad de una película la sentencia su audiencia. Relatos Salvajes quizás no gane un oscar, pero pasará a la historia como una de las más creativas y mejor dirigidas películas argentinas. Si Damián Szifrón comienza a pedir pista en el cine internacional, su talento lo puede hacer volar hacia alturas insospechadas.




Comments

CRÍTICA | CINE | John Wick

MV5BMTU2NjA1ODgzMF5BMl5BanBnXkFtZTgwMTM2MTI4MjE@._V1_SX214_AL_
Dirección: Chad Stahelski.
Reparto: Keanu Reeves, Willem Dafoe y Michael Nyqvist.
Duración: 101 min.

6.5

Crónica de una venganza anunciada.


El cine de acción de hace dos o tres décadas atrás solía carecer de pretensiones argumentales, concentrándose exclusivamente en las escenas de acción. John Wick trae reminiscencias de aquella época del género, por su indudable compromiso para con el espectador a la hora de los golpes y las balas, pero la experiencia, divertida e impactante por momentos, no llega a satisfacer del todo por sus evidentes deficiencias narrativas.

Otra simple e inverosímil historia de venganza arriba a la pantalla. John Wick se debate en una dualidad de alto contraste: es extremadamente superficial en lo narrativo, pero de una enorme profundidad en lo técnico. En general, su cinematografía es de primerísimo nivel, pero en particular, sus secuencias de acción son viscerales, creativas e imponentes como pocas veces vemos en el cine. No caben dudas de que la película posiblemente cuente con muchas de las mejores escenas de acción que se han visto en los últimos años, y eso seguramente será suficiente para muchos. Otros tantos, sin embargo, encontrarán un relato vacío de contenido. John Wick es un personaje al que se le podría sacar mucho más jugo del que efectivamente se le saca.

Con apenas un poco de trabajo en el guion, conservando la simpleza de la historia, ésta es una película que tranquilamente levanta dos puntos. Hay personajes e ideas interesantes que con escaso desarrollo podrían llenar su notable vacío narrativo y nutrir la propuesta con algo más que sólo grandes escenas de acción. Es quizás de visión indispensable para los fanáticos del género, pero no es más que apenas un buen entretenimiento para el resto de la audiencia.




Comments

CRÍTICA | CINE | Predestination

MV5BMTAzODc3NjU1NzNeQTJeQWpwZ15BbWU4MDk5NTQ4NTMx._V1_SY317_CR0,0,214,317_AL_
Dirección: Michael y Peter Spierig.
Reparto: Ethan Hawke, Sarah Shook y Noah Taylor.
Duración: 97 min.

6

El huevo, la gallina y otras peculiaridades del destino.


La paradoja del pre-destino ha sido una musa importante en el cine de ciencia ficción, por el gran magnetismo que siempre genera sobre la audiencia la relatividad del tiempo. Viajar en el tiempo es una premisa apasionante que permite ampliar los horizontes de la creatividad y romper los esquemas clásicos de la narrativa lineal, a veces exitosamente, y a veces no tanto.

Predestination está basada en un cuento corto de ciencia ficción y es inevitable reconocerle sus méritos en lo estrictamente cinematográfico. Es una película eximiamente narrada, con muy buena fotografía y edición y un guion quizás algo precipitado hacia al final pero de buen desarrollo. Hay suspenso, intriga y giros narrativos sustanciales, que pueden sospecharse o no, dependiendo de cuán fanático del género sea el espectador. Así y todo, para mi gusto su argumento carece de contundencia cuando uno comienza a escarbar la superficie del relato.

Predestination busca cautivar con giros endiablados, mareando a la audiencia. Es una de esas películas que invitan a la sinapsis una vez terminada, pero no hay dialéctica que logre explicar la concepción de su idea, al menos dentro de los parámetros de la razón. Dicho de otra manera, es una historia que no cierra, no en sus detalles, sino en su seno, y eso, al menos para quien suscribe, arruina la experiencia, aunque reconozco que podría no ser el caso para otros.

Predestination es una propuesta que puede resultar incongruente. Estéticamente y a nivel artístico es sin dudas buena, pero es posible que la construcción argumental defraude a más de uno, como es mi caso. De cualquier manera, es el tipo de película que independientemente de si guste o no, vale la pena ver.



Comments

CRÍTICA | CINE | I origins

MV5BMTQ0MTAwMDI1OF5BMl5BanBnXkFtZTgwNjUwMTA2MTE@._V1_SX214_AL_
Dirección: Mike Cahill.
Reparto: Michael Pitt, Astrid Bergès-Frisbey y Brit Marling.
Duración: 132 min.

8

El secreto de sus ojos...


I origins es un drama con ciertos rasgos de ciencia ficción y un profundo mensaje metafísico, que incursiona en la escatología a partir de la ciencia, tratando un tema ya varias veces visto en el cine, pero desde una perspectiva sensible y original.

Por sobre todas las cosas, el filme atrae, atrapa y emociona. Algunas escenas tienen una intensidad dramática excepcional, y creo que ése es el punto más fuerte de la propuesta. La historia es interesante y está bien contada, quizás a un ritmo más pausado del que muchos preferirán, pero es cierto que los dramas más sentidos suelen cocinarse a fuego lento, con planos más largos, para que el espectador tenga tiempo de empatizar con los personajes y lo que experimentan en el momento.

No se trata de una película descollante, pero sí de un muy buen drama, que ahonda dentro de la escatología con una sensibilidad verdaderamente particular. Es una experiencia original y atrapante, pero sobre todas las cosas, emocionalmente intensa.



Comments

CRÍTICA - CINE - Gone girl

MV5BMTk0MDQ3MzAzOV5BMl5BanBnXkFtZTgwNzU1NzE3MjE@._V1_SY317_CR0,0,214,317_AL_
Dirección: David Fincher.
Reparto: Ben Affleck, Rosamund Pike, Carrie Coon y Kim Dickens.
Duración: 149 min.

8

Montaña rusa de suspenso.


Gone Girl es una película larga de tres capítulos, con una historia que constantemente se va reciclando, aportando una frescura única a la trama y modificando las expectativas del espectador. Narrativamente, es una obra maestra, porque logra generar un clima de suspenso fenomenal, y eso le hace merecer el gran reconocimiento que tuvo en la audiencia.

No creo que sea un hito del género, pero sin dudas es un gran exponente. David Fincher sabe contar historias, y aquí vuelve a demostrarlo con un relato sublimemente compaginado, donde alterna tiempos y sucesos para dosificar la información en forma casi perfecta. Gone Girl primero cautiva, después sorprende y luego repite la fórmula, logrando mucha satisfacción en el espectador. Es, podríamos decir, la antítesis del thriller donde nunca pasa nada. Aquí pasa de todo, todo el tiempo, y de modo inesperado, lo que resulta muy gratificante en sus dos horas y media de duración.

Mi “pero” para con la propuesta radica en su conclusión, porque luego de múltiples subidas y bajadas en el sinuoso trayecto de su trama, sentí que a esta montaña rusa le faltó la dosis de adrenalina final, la que corona el recorrido. Es una película prácticamente inconclusa, o vagamente concluida. No es que prefiera un final al estilo Holliwood, pero al menos me gustaría haber visto un mayor desarrollo dramático en los últimos minutos, porque de un filme con tanto nudo uno espera generalmente una conclusión más sustanciosa, cosa que aquí no ocurrió.

Gone Girl es una muy buena película de suspenso y brilla por su impecable narración. A mí gusto, pierde un punto en los 10 minutos finales, porque toda la elaboración observada en la introducción y el desarrollo se desvanece en el acto final. De cualquier manera, es una de las mejores películas de suspenso que se han visto en 2014, y con eso sobra para decidir verla.





Comments

CRÍTICA - CINE - The equalizer

MV5BMTQ2MzE2NTk0NF5BMl5BanBnXkFtZTgwOTM3NTk1MjE@._V1_SY317_CR0,0,214,317_AL_
Dirección: Antoine Fuqua.
Reparto: Denzel Washington, Marton Csokas y Chloë Grace Moretz.
Duración: 132 min.

6

De nuevo en llamas...


A pesar de los años, a Denzel Washington le sigue quedando bien el traje de héroe implacable, frío y calculador, ése que ya ha interpretado en varias oportunidades, pero que supo componer casi a la perfección en la genial Hombre en llamas, del difunto Tony Scott. The equalizer es, precisamente, una película hecha a la medida de ese tipo de protagonista, y todo lo demás es meramente circunstancial.

Denzel arde otra vez, pero las llamas no queman como cuando tuvo que interpretar a John Creasy. The equalizer está lejos de asemejarse a Hombre en llamas, por carecer de sustancia argumental y también por su escasa complejidad dramática. Robert McCall es un héroe estereotipo del cine comercial moderno, un Jason Bourne humanizado al que cuesta creerle, pero que igual entretiene cuando le toca darle una lección al malo de turno. Lo interesante de la película, su fuerte, está en la cinematografía. Visualmente, The equalizer no es una propuesta del montón, y logra destacarse gracias a su fotografía y a una muy buena dirección en general. Todo lo demás, sin embargo, el resultado es apenas ordinario. La historia es banal e inverosímil, y el resto del reparto es intrascendente, incluido el villano de turno, perfilado según la típica receta hollywoodense.

The equalizer es una película para pasar el rato y listo. No hay mucho más que Denzel Washington enojado y buena cinematografía dentro de la cinta. Si las expectativas se contienen, es una película que entretiene la mayoría del tiempo, pero no es una pieza imprescindible para cualquiera que disfrute del cine de acción.



Comments

CRÍTICA - CINE - Boyhood

boyhood
Dirección: Richard Linklater.
Reparto: Ellar Coltrane, Lorelei Linklater, Patricia Arquette y Ethan Hawke.
Duración: 165 min.

8

Antropología visual.


Richard Linklater es sin duda uno de los mejores exponentes del cine experimental contemporáneo y Boyhood quizás sea su experimento más ambicioso a la fecha; un paso adelante en su compromiso artístico de retratar lo cotidiano, lo común y lo ordinario con un realismo inigualable.

El espectador es sensible a las coincidencias, y por eso Linklater siempre termina dando en el clavo. El director no cuenta historias sofisticadas, sino relatos comunes, fácilmente distinguibles, con los que podemos identificarnos de una u otra manera. Boyhood narra parte de la infancia y la adolescencia de un chico durante 12 años, hasta que el joven comienza la universidad. Es una historia simple y ordinaria, pero contada de un modo jamás visto antes en el cine. La película fue filmada durante 12 años para documentar con mucho realismo los cambios a lo largo del tiempo, de los protagonistas y del contexto también. Es increíble ver en apenas poco más de dos horas y media cómo cambian los personajes y la forma en que se interrelacionan entre sí, condicionados por la realidad familiar, social, política y tecnológica de cada momento.

Cinematográficamente hablando, se trata de una película impecable, en la cual se destaca la edición. Es difícil de imaginar el trabajo de editar 12 años de filmación, y en este caso el resultado es brillante. Las transiciones entre épocas son suaves y ocasionalmente perspicaces; Linklater recurre mucho a la música y a algunos planos explícitos de ciertos dispositivos conocidos para dar aviso del paso del tiempo, pero también hay una infinidad de planos sutiles para retratar etapas, que seguramente se tornan más obvios con visiones posteriores del filme.

Boyhood es una película, pero tranquilamente podría ser una tesis doctoral en Antropología. Es una historia simple de una complejidad única. Es, sin ir más lejos, la historia de vida más realista y mejor resumida que el cine ha sabido concebir hasta ahora. Puede que la propuesta suene poco atractiva, pero no lo es. Linklater nunca promete, pero siempre cumple.






Comments