Críticas salvajes en una jungla de temas…

CRÍTICA | SERIES TV | True Detective

MV5BMTUzNTMwODI1OV5BMl5BanBnXkFtZTgwMDIzMTQ0NTE@._V1_SX214_AL_
Creador: Nic Pizzolatto.
Casting: Colin Farrell, Rachel McAdams, Vince Vaughn y Taylor Kitsch.
Duración: 2 temporada / 8 episodios / 2015

7

A la sombra de su predecesora.


Quienes hayan visto la primera temporada de True Detective no podrán evitar caer en la errónea tentación de la comparación. Poco tiene que ver, más allá del concepto narrativo, esta segunda entrega con lo que fue la serie el año anterior. Hay diferencias cualitativas, pero también hay una notable variante en el género. True Detective 2015 es un policial distinto y menos efectivo, que sin ser un fracaso estrepitoso, dista enormemente de su temporada predecesora.

La base narrativa es la misma. El argumento se cocina a fuego lento y los personajes son introducidos concienzudamente. En esta temporada los realizadores doblan la apuesta y en vez de dos, se vuelcan por la difícil tarea de desarrollar cuatro protagonistas. Hay un mérito enorme esto último, porque sinceramente el espectador llega a empatizar con todos los personajes principales, gracias a una excelente dramatización por parte de los actores. En especial, es de mencionar la eximia labor de Colin Farrell, quien seguramente represente lo mejor de la serie.

Esta vez no se trata de asesinos seriales, sino de gangsters y conspiraciones. True Detective 2015 es un policial menos oscuro y más mundano, que durante 3/4 de temporada engancha no tanto por su historia, sino por el magnetismo de sus protagonistas. A medida que la trama avanza, el ritmo va intensificándose y la serie logra muchas escenas impactantes, pero por otro lado pierde sustancia argumental, revelando un guión mediocre e innecesariamente entreverado. Sobre el final, la propuesta se degenera completamente, y ya no se sabe si es un policial o un western moderno.

La segunda temporada de True Detective conserva intacta su contundencia dramática y el compromiso hacia el desarrollo de sus protagonistas, pero carece de solidez argumental. Quienes pretendan ver lo mismo que se vio en 2014 quedarán defraudados. Por otro lado, quienes estén abiertos a otro tipo de policial disfrutarán gran parte de la temporada, pero quedarán con un sabor amargo avanzando hacia la conclusión. Esta edición del policial estrella de HBO no es la obra maestra que supo ser en su estreno, pero deja verse.







Comments