Ideas de una mente indómita...

Paparruchadas

papafrancisco

Paparruchadas.


La religión es un tema aparte. Los asuntos de fe no admiten juicios ni opiniones, porque cada uno es libre de creer lo que quiera. La política, en cambio, nos incumbe a todos. El Papa ha sugerido desde el comienzo no intervenir en la política, y lamentablemente por ahora no pareciera cumplir su voluntad. Quizás no en forma decididamente activa, pero la diplomacia es una disciplina que se lee subliminalmente. Es una pena que el Sumo Pontífice sea tan receptivo con ciertos personajes siniestros del ámbito local e internacional y a la vez niegue audiencias a quienes genuinamente luchan por la libertad, como son los disidentes en Cuba, esté o no en su agenda.

No tendría nada que recriminarle al Papa si se mantuviera completamente ajeno a temas que exceden el ámbito pastoral, pero no es el caso. Muy factiblemente, como muchos dicen, la de él sea una revolución lenta y silenciosa. Algunos problemas, sin embargo, claman a la política, y también al cielo, por justicia en forma urgente.





blog comments powered by Disqus