Ideas de una mente indómita...

El conflicto con Siria

537626_452295388167615_656785885_n

Fighting fire with fire…



Watch out, you might get what you are after, advierte en su primera estrofa “Burning down the house”, famosa canción de Talking Heads. Cuidado, que a lo mejor conseguís lo que estás buscando, es la traducción. Entre estrofa y estrofa, a medida que avanza el tema, se escucha la frase “fighting fire with fire”, o sea: combatiendo el fuego con fuego; nada más y nada menos que lo que Barack Obama pretende hacer en medio oriente… por enésima vez.

Sinceramente suena increíble que un premio nobel de la paz aliente un ataque militar en represalia de otra barbaridad, como efectivamente ha sido el asesinato de miles de civiles con armas químicas en Damasco. Es hasta surrealista escuchar el discurso del presidente estadounidense, quien remarca que será un “ataque limitado y táctico de apenas unas semanas”; algo así como un leve escarmiento, donde morirán sólo unos pocos. No es para tanto porque no habrá despliegue de tropas, sino que se matará a la gente por control remoto…

Con el mundo en contra, a excepción de Francia y David Cameron, a quien el parlamento inglés le dio la espalda, Obama ha decidido buscar consenso en el congreso de su país. Él asegura estar convencido de que atacar Siria es la decisión correcta, pero no se va a arriesgar a hacerlo sin poder repartir culpas en el futuro. El pueblo norteamericano también desaprueba un accionar militar. Una reciente encuesta de Reuters reveló que sólo un 19% apoya el ataque, un 25% tiene dudas y un 56% está rotundamente en contra. Obama, que se jacta de su voluntad democrática mientras lustra la medalla de Alfred Nobel, debería entonces llamarse a la coherencia y escuchar a su pueblo, ya que al parecer las voces de la ONU y el G20 no son suficientes.

Combatir el fuego con fuego, responder violentamente a la violencia y seguir propagando la guerra son razones fundamentales por las cuales el mundo no es un mejor sitio. La barbarie fundamentada sigue siendo barbarie, por más que intente disfrazársela. Hay vías diplomáticas que deben ser agotadas antes de siquiera pensar en usar la violencia como reprimenda, y Estados Unidos debiera encaminar sus esfuerzos por dichas vías, si en verdad se encuentran tan sensibilizados con lo ocurrido.

Watch out, you might get what you are after. Estadistas y analistas políticos de todo el planeta están advirtiendo que un ataque a Siria podría traer consecuencias nefastas en detrimento de la paz mundial. Ya que el mandatario norteamericano no hace honor a su premio, confiemos que la cámara de representantes de su país se oponga a su voluntad, como le sucedió al premier británico. En un mundo en llamas, el fuego no es la mejor opción de combate.


blog comments powered by Disqus