Ideas de una mente indómita...

El blanqueo de dinero


LAVADO+DE+DINERO

Laverap para todos.



Mientras el dólar paralelo arrasa no sólo las más altas expectativas sino también el mercado inmobiliario, el gobierno prepara su contraofensiva con otro paquete ultra sofisticado de medidas. Las bravuconadas de Moreno y el idealismo inexperto e inocuo de Kicillof hasta ahora no han sido suficientes para contener el pesimismo de las masas, que notan el deterioro económico de un país condenado a la decadencia. No podía ser de otra manera, luego de que la economía fuera manejada en los últimos años por un cúmulo de funcionarios cuasi circenses, que para colmo de ineptos, pecan también de testarudos.

Los límites de la sospecha en Argentina son cada vez más difusos. Increíblemente, en medio de un gigantesco revuelo mediático por fundadas denuncias de lavado de dinero que involucran a funcionarios y empresarios oficialistas, el gobierno sale a redoblar la apuesta obsequiando una venia a todos aquellos que se han mantenido al margen de la ley en su declaración de ingresos durante todos estos años. Sin multas, sin impuestos, y sin siquiera preguntar acerca del origen de los fondos, todos aquellos que quieran podrán ahora blanquear el dinero que en el mejor de los casos ha sido omitido en las declaraciones impositivas por mera evasión fiscal. En el peor de los casos, claro, también se verán beneficiados por esta medida los narcotraficantes, los corruptos, y todos aquellos delincuentes de mucha o poca monta que decidan colaborar con el modelo manteniendo el perfil bajo, y siempre y cuando no estuvieran procesados por la justicia. Estos últimos, dicho sea de paso, podrán ingresar el dinero con testaferros…

Un verdadero contraejemplo de cordura y conducción el de la dirigencia nacional, que vuelve a darle la espalda a las variables económicas que importan, para anunciar una iniciativa disparatada y altamente cuestionable desde el plano ético y moral. Es inconcebible que para incrementar la oferta de moneda extranjera se estimule el ingreso de dinero mal habido; una estrategia que por otro lado será completamente estéril, porque la gran mayoría de quienes tienen su dinero en el exterior, de origen espurio o no, precisamente lo quieren tener lejos de un país con terribles antecedentes en cuanto a garantías constitucionales, y con incluso peor presente.

Otra vez la incoherencia, la vehemencia y la total falta de ética aplicada a una realidad económica y social cada vez más complicada. Algún improvisado podría creer que quienes nos dirigen aplican recetas maquiavélicas, pero a mi criterio pensar eso sería un insulto al célebre escritor italiano. La obra de Maquiavelo fue pensada para estadistas con cierto grado de lucidez, no para monos con navaja.



blog comments powered by Disqus