Un blog con ideas simples para una ciencia complicada...

El rally navideño

Pasted Graphic 2

Después de navidad...


Los mercados no han podido combatir el sentimiento alcista. Los optimistas quieren su rally navideño para coronar un año record. El petróleo crudo rebotó 7 % desde los mínimos y el índice S & P está tratando de lograr nuevos máximos históricos llegando a fin de año. Los números no pueden ser más convincentes, después de todo: un rendimiento anual del 28% es un sueño hecho realidad para la comunidad de inversores, sobre todo cuando el costo del dinero es, literalmente, cero.

Las volatilidades implícitas en niveles irrisorios son una consecuencia clara de la falta de percepción del riesgo. El VIX , que logró subir del 12% al 15 % a principios de diciembre, finalmente se desplomó cuando se conocieron los datos de empleo en EEUU, la semana pasada. A primera vista, se trató de un movimiento contra intuitivo, ya que el índice había subido debido a la mayor percepción de riesgo que genera un posible cambio en la política monetaria, y menor desempleo del esperado sin dudas aporta argumentos a la decisión de reducir la impresión monetaria. Pero una vez más: se trata de los sentimientos y no de hechos. Los optimistas se abrazan a la tendencia, no a los datos.

Pasted Graphic

2013 ha sido una fiesta, y las fiestas se disfrutan hasta el final. Ahora bien, 2014 no augura tanta algarabía, pero seguramente sí mucha más volatilidad.

Pasted Graphic 1

Enero de 2014.


Después de Navidad, Santa Claus vuelve al ártico y descansa durante un año, mientras los inversionistas tienen que decidir qué hacer con el dinero luego de lograr una ganancia récord el año anterior. La cresta de la ola está por aquí, en cualquiera de las sesiones de diciembre de 2013, y luego, enero de 2014 va a devolverle la volatilidad a los mercados, porque la incertidumbre será mayor.

Estos son los factores que deben tenerse en cuenta de cara al año que entra:

1 . Yellen por Bernanke: el activo más importante del responsable de la política monetaria es su credibilidad. Ante la salida de Bernanke, Yellen tendrá que ganarse la confianza del mercado con el tiempo, y eso es un factor más de incertidumbre.

2 . El fantasma de la liquidez: ya ha demostrado ser el más temible entre todos los temores, y el 2014 es el año en que seguramente se comenzará a reducir la compra de bonos por parte del Banco Central (QE). Pensar que el dinero no va a ser gratuito y abundante ya es una pesadilla para muchos en el mercado financiero. Todavía queda el debate de cuándo, pero cuanto antes, peor. El comienzo del fin de QE será como detener la música en una fiesta... Probablemente todavía haya un poco de diversión por tener, pero el final está cerca...

3 . Debate político de EE.UU. sobre la deuda: se ha pospuesto, pero no ha terminado. Octubre pasado fue un buen ejemplo de lo que los legisladores están dispuestos a poner en riesgo para imponer sus puntos de vista. La deuda de EE.UU. es un problema que requiere una solución, y el acuerdo para llegar a esa solución parece estar todavía distante.

4 . Referencia inmejorable: como mencionaba antes, un año de más de 25% de rentabilidad no es común. El 2014 empezará con muchos participantes absteniéndose de comprar, por miedo a toma de ganancias del año anterior, y muchos otros, precisamente, vendiendo para tomar ganancias…

El 2014 traerá incertidumbre y aumentará las volatilidades implícitas en todos los mercados. Pero primero, claro, Papá Noel tiene que dejar los regalos de este año en las chimeneas. Después de navidad, sin embargo, habrá que retornar a la realidad.






blog comments powered by Disqus