Críticas de lo poco leído...

CRÍTICA | LITERATURA | Los años de peregrinación del chico sin color

imgres
Autor: Haruki Murakami.
Editorial: Tusquets.
Género: Novela / Ficción.
Páginas: 314.

4/10 - Mala

Profundamente superficial.


Sobran los ejemplos de novelas delirantes, confusas y con argumentos tirados de los pelos. Ése no es el motivo por el cual esta novela japonesa no es buena. Obviamente que una historia congruente y bien construida siempre suma, pero hay muchos libros que aun entregando tramas deficientes son medianamente placenteras en el trámite de la lectura. Quizás no sean las mejores, pero dejan leerse.

El mayor defecto de Los años de peregrinación del chico sin color no está en el argumento, sino en su prosa. Podría decir, tal vez con excesiva severidad, que la complejidad narrativa de la obra es la de un Elige tu propia aventura. Media docena de personajes son descritos en apenas 30 páginas, mientras el autor busca fundar los cimientos de una trama extremadamente inverosímil e inocua. Murakami, de tanto en tanto, intenta ser profundo y fuerza sentimientos a través párrafos cursis o directamente irrelevantes. Hay giros irresolutos, personajes intrascendentes y una promesa de conclusión que jamás llega a destino; pero por sobre todas las cosas, hay falta de genuinidad.

Los años de peregrinación del chico sin color es un libro anodino, que intenta desesperadamente ser lo contrario. Algunos éxitos literarios son verdaderamente difíciles de explicar.








Comments

CRÍTICA | LITERATURA | El Terror

9780553818208
Autor: Dan Simmons.
Editorial: Roca.
Género: Novela / Ficción.
Páginas: 786.

7/10 - Buena

El interminable frío del ártico.


El Terror es una pieza literaria atípica que combina la ficción con la novela histórica y crea una terrorífica versión de los hechos acaecidos a mediados del siglo 19, cuando dos naves de la armada británica quedaron encalladas en los hielos del ártico, en lo que fuera conocida como la fallida expedición Franklin.

La novela relata las desventuras de los barcos HMS Terror y HMS Erebus y sus 129 tripulantes, quienes zarparon hacia el polo en búsqueda del paso del noroeste y nunca más regresaron. Hay un inmenso trabajo investigativo por parte del autor, quien ha recolectado e incorporado una infinidad de datos verídicos acerca de la expedición para posteriormente incorporarlos al argumento como materia prima principal de la obra. Todos los personajes descriptos en la historia son reales y muchas de las circunstancias son efectivamente inspiradas por especulaciones documentadas de ciertos historiadores.

Pero no todo es rigor historicista en El Terror. Dan Simmons echa pimienta al transcurso de los hechos añadiendo elementos propios de la ficción, así como también algún que otro condimento fantástico, como ser la existencia de una bestia ancestral que los acecha día y noche. Sin embargo, el verdadero terror del relato no radica en el asedio de un Godzilla ártico, sino en la eximia ambientación lograda por el escritor. La novela logra por momentos trasladar al lector al escenario propuesto y transmitirle el frío y la desolación experimentada por los protagonistas, lo que se destaca como el punto más saliente del libro.

En cuanto a lo negativo, a El Terror le sobran no 100, sino algo así como unas 300 páginas para mi gusto. Y es que Simmons, en su afán extremadamente detallista, desarrolla su prosa a través de más de una decena de personajes con variados recursos narrativos. No hay baches en la calidad literaria, pero si una excesiva –sino compulsiva– ambición épica que resulta en una longitud casi intolerable. El frío del ártico, por intenso que se sienta página tras página, termina siendo un fastidio. También hay muchos capítulos que se remontan a las historias personales de ciertos protagonistas que no creo que agreguen demasiado al nudo de la narración.

El Terror es una novela disfrutable que se destaca por su excelencia narrativa y por la complejidad de su construcción, aunque también puede resultar tediosa. Quienes estén dispuestos a leer sus casi 1000 páginas –yo he leído su versión original, no una traducción, pero las traducciones promedian las 750/800 páginas–, pueden terminar algo hastiados, pero no decepcionados.




Comments

CRÍTICA | LITERATURA | Guía del autoestopista galáctico

Pasted Graphic

Autor: Douglas Adams.
Editorial: Anagrama.
Páginas: 190.

6/10 - Buena

Delirio intergaláctico.


La ciencia ficción y la comedia son géneros literarios rara vez combinados. Guía del autoestopista galáctico es un libro sin dudas ingenioso y creativo, que apela a la ciencia ficción como una excusa para hacer humor. Al igual que en el espacio, en el marco propuesto por el libro no hay límites para la imaginación, y tampoco para el absurdo. Esta novela irreverente y original, si bien se disfruta de principio a fin, también se excede en su incansable intento de provocar la risa a través del disparate.

Douglas Adams da rienda suelta a su inventiva y explora los confines de la ficción sin reservas. Comienza no por construir un mundo, sino por destruirlo, lo que le deja nada más y nada menos que el infinito a su alrededor para elaborar su descabellada trama. No existe poder de especulación sobre la faz de la tierra que siquiera se aproxime al desarrollo de los hechos, porque Guía del autoestopista galáctico es completamente impredecible, con sus virtudes y sus defectos. Hay detalles asombrosos y pasajes desopilantes, aunque también hay un abuso notorio de su estilo trasgresor. Por momentos, la novela empalaga de tanto que insiste con su premisa delirante, resaltando la irrealidad del relato y generando que el lector tome cierta distancia de sus personajes. El surrealismo empujado al extremo a veces va en detrimento de la seducción literaria, porque suele levantar barreras entre el lector y la historia, impidiendo una conexión del todo gratificante. Es difícil involucrarse con esta obra, porque tanto barroquismo humorístico termina desdibujando a los protagonistas, reduciéndolos a personajes artificiales.

Guía del autoestopista galáctico es sin dudas única, original y entretenida, aunque para mi gusto dista de ser considerada una joya del género. Es una lectura pasatista con destellos de genialidad y brillantez. Divertida, pero no fascinante.



Comments

CRÍTICA | LITERATURA | Las uvas de la ira

libro_1353882721
Autor: John Steinbeck.
Editorial: Alianza.
Género: Novela / Clásico.
Páginas: 683.

8/10 - Muy Buena

Road trip trágico.


La gran depresión de la década del 30´ en EEUU ha sido una fuente de inspiración artística y académica invaluable, que incluso al día de hoy continúa rindiendo frutos. Las uvas de la ira es una pieza literaria clave dentro de ese compendio artístico, ganadora del premio Pulitzer y referente ineludible de los grandes clásicos de la literatura norteamericana.

Los mercados de acciones se cayeron, sí, pero la crisis económica fulminante sufrida al norte del continente americano en el siglo 20 tuvo una complejidad social que excede los límites de los mercados financieros. Esta novela retrata las desventuras que sufrieron los pequeños agricultores de vastos territorios del país, quienes de un día para el otro fueron privados de trabajar las tierras que solían arrendar y se vieron obligados a emigrar hacia el sur en busca de un sustento de vida para sus familias, básicamente renunciando a todo.

Las uvas de la ira es un libro de una profundidad insoslayable, que ahonda en una infinidad de aspectos entre los que se destacan la familia, la supervivencia y las diferencias sociales promovidas por sistemas económicos altamente perversos. Narrada a través de las vivencias de la familia Joad, Steinbeck intercala la historia principal con capítulos contextuales, donde hace gala de su enorme poder descriptivo al tiempo que prepara el terreno para proseguir con el relato en el capítulo siguiente.

Steinbeck se toma su tiempo, porque la economía de palabras no estaba entre sus virtudes, pero
Las uvas de la ira vale la pena de principio a fin, gracias a la profundidad de su argumento. Angustiante, crítica, irónica y trágica, esta novela de reconocido renombre es no sólo una obra antológica, sino también un manual de reflexión social que busca incansablemente rescatar la esencia de la humanidad hasta incluso en el último párrafo.




Comments

CRÍTICA | LITERATURA | Siempre hemos vivido en el castillo

Pasted Graphic
Autor: Shirley Jackson.
Editorial: Minúscula.
Páginas: 224.

5/10 - Regular

Novela envenenada con gusto a poco


Siempre hemos vivido en el castillo es una novela gótica norteamericana que relata la supervivencia social de dos hermanas con un pasado tétrico. Confinadas en un territorio cada vez más reducido, las excéntricas Blackwood se ocultan, junto a un maltrecho tío, de una sociedad que las juzga por la muerte de toda su familia en más que dudosas circunstancias.

Con una premisa más que interesante y una prosa dinámica y entretenida, Shirley Jackson saca a la superficie eficazmente los hechos que sostienen una historia tenebrosa, manteniendo en vilo al lector durante 200 páginas. Sin embargo, es inevitable sentirse desilusionado por un final repentino y falto de todo contenido, que simplemente deja la trama inconclusa. La escritora se despacha con un soberbio desarrollo, generando un clima lúgubre y tenso que lamentablemente no encuentra cauce en su capítulo final. Arribando a la conclusión, todas las expectativas del lector se desploman como una cascada.

Siempre hemos vivido en el castillo entretiene, pero también defrauda. Estará en cada lector saber conformarse con el resultado final. En el género terror, algunos simplemente adoran el trámite y obvian las conclusiones. Esta novela, sin lugar a dudas envenena, pero no mata.





Comments

CRÍTICA | LITERATURA | Maldito Karma

maldito-karma

Autor: David Safier.
Editorial: Seix Barral.
Páginas: 320.

7/10 - Buena

Camino al nirvana


Maldito Karma no es un ensayo metafísico acerca del budismo, y tampoco pretende serlo. Aun así, esta novela alemana se las rebusca para narrar, en clave de comedia, una aventura escatológica que además de divertir, ocasionalmente nos deja pensando.

No se trata de un libro extremadamente profundo ni mucho menos, pero Maldito Karma se compromete con un mensaje de vida, al tiempo que entretiene al lector con una trama original y personajes pintorescos. Es de rápida y fácil lectura, seguramente algo apresurada en el trámite narrativo, pero también lo suficientemente imprevisible como para uno se mantenga enganchado a medida que avanzan las páginas.

No será material a considerar para un premio Nobel y quizás no satisfaga a los lectores más puntillosos, pero esta pequeña novela, que a priori podría juzgársela como comercial y pretenciosa, es un grato paseo por los confusos alrededores de la vida, que además de hacernos reír, también nos invita a la catarsis.



Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Cumbres borrascosas

cumbres-borrascosas-9788420664934

Autor: Emily Brontë.
Editorial: Debolsillo.
Páginas: 528.

8/10 - Muy Buena

Las retorcidas profundidades de la humanidad


Cumbres borrascosas es una novela lúgubre y siniestra, que explora las profundidades instintivas del ser humano con asombroso detalle. No es un libro de terror ni de suspenso, y sin embargo, leerlo es una experiencia siempre inquietante y por momentos escalofriante.

Situada en un territorio inhóspito de la campiña inglesa, el argumento se circunscribe a narrar las desventuras por las que atraviesan dos familias vecinas con escasas coincidencias ideológicas a lo largo de dos generaciones. El odio, el rencor, la envidia y la venganza son los catalizadores más frecuentes de su trama, encarnados en personajes que escapan a los estereotipos y cuyas reacciones sorprenderán incluso a las mentes más perversas.

Cumbres borrascosas es casi un ensayo antropológico, que escarba visceralmente la esencia humana e indaga acerca de las consecuencias psicológicas que acarrean las viejas heridas. Es un relato sórdido y oscuro, que incomoda al lector con una versión poco compasiva de la vida en sociedad. Es una novela que no tiene paz y una joya de la ficción que ha vencido al tiempo.


Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Vivir afuera

getBookImg

Autor: Rodolfo Fogwill.
Editorial: El Ateneo.
Páginas: 397.

8/10 - Muy Buena

Mapa suburbano de la decadencia social argentina


Vivir afuera es una radiografía novelesca de la decadencia social argentina a fines de los 90', que si bien se circunscribe a Capital Federal y sus alrededores, podría tranquilamente extrapolarse a vastas regiones del país. Encarnada en varios protagonistas de diversos entornos sociales, edades y orígenes, esta novela explora la marginalidad desde muchos ángulos distintos, manteniendo un punto de contacto entre todos ellos. La droga, el sida, la prostitución, la religión, la corrupción y el robo como forma de vida son temas recurrentes y esenciales en sus cientos de páginas, hasta arribar a la conclusión.

Es muy interesante leer esta novela luego de 15 años de ser escrita, porque de alguna manera se remonta a los comienzos del notable retroceso social que la Argentina ha sufrido en las últimas dos décadas. La marginalidad, la falta de valores y esa tendencia exacerbada de supervivencia individualista -que cada vez subvalúa más la vida de los argentinos- encuentran en este libro una especie de génesis contemporánea, pero sin consideraciones políticas explícitas. Porque Fogwill describe pero no echa culpas, a diferencia de mucha literatura que suele encontrarse hoy en día con tono violento y acusador.

Drogarse, vivir del afane, prostituirse, transar y esquivarle el bulto a la parca sin que en verdad mucho importe: formas de vida de un país en decadencia. Vivir afuera no acusa, sino narra desde un pasado reciente. Podría decirse que también hace futurología del presente. ¿Dónde iremos a parar ahora que no hace falta leer un libro para explorar la marginalidad argentina, ahora que es evidente, visible y palpable? Sólo Dios sabe, porque lamentablemente, Fogwill ha muerto.



Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Chamamé

chamame

Autor: Leonardo Oyola.
Editorial: Salto de página.
Páginas: 224.

7/10 - Buena

Western nacional y popular.


Incursión novelesca en un género poco usual en la literatura argentina. Chamamé es un western urbano-rural ultra violento que narra las peripecias de dos delincuentes crónicos unidos por el destino y enfrentados por los vicios del oficio.

Leonardo Oyola logra momentos brillantes en esta novela, capítulos que sacuden al lector gracias a una prosa visceral e instintiva. Es un libro oscuro, inquietante e imprevisible, que triunfa en la caracterización de sus personajes y en la descripción de los ámbitos donde éstos se mueven. Sin embargo, quizás le falte un poco de sustancia argumental, una línea más sólida que ligue las secuencias narrativas y evite esa sensación de dispersión que se experimenta al leerse. Pero esto último no impide el disfrute de una novela que se lee rápido e intensamente.

Chamamé es una buena propuesta policial autóctona, única en su género a nivel nacional, y merece leerse sin lugar a dudas.
Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Los renglones torcidos de dios


images

Autor: Torcuato Luca di Tena.
Editorial: Planeta.
Páginas: 450.

10/10 - Excelente

Una locura de novela.


Los renglones torcidos de Dios es literalmente un libro de locos, pero no cualquier libro de locos, sino probablemente el mejor que se haya escrito en la historia de la literatura.

El primer atractivo de la novela es inapelable: su autor fingió estar loco y se internó en un psiquiátrico durante un par de semanas hasta ser descubierto, aunque demasiado tarde como para interrumpir la musa. El resultado de aquella audaz travesura es inmediato a los ojos del lector: Torcuato Luca di Tena describe el ámbito y sus protagonistas desde adentro, como si él mismo fuera por momentos un loco, y por momentos un psiquiatra. A mi saber, nunca jamás se ha desnudado la locura con tanto detalle y desde tantos ángulos distintos.

El insuperable contexto de la historia, sin embargo, no corona su excelencia, porque en una de esas raras y gratas coincidencias de la narrativa, resulta que
Los renglones torcidos de Dios es también un libro de locos en el sentido figurativo. Gracias a la pluma exquisita de este gran escritor español, la novela no muere en sólo una descripción de la locura, sino que nace allí. Los renglones torcidos de Dios no es un tratado acerca de la demencia, es una novela policial con una trama sagaz, protagonizada por una detective implacable y otra docena de personajes entrañables.

La novela negra ha encontrado en esta entrega quizás uno de sus mejores exponentes. Un argumento sólido, que mantiene al lector intrigado y confundido durante 450 páginas, le garantiza a los amantes del género el disfrute absoluto. El contexto que rodea los hechos es sin dudas insuperable y en ciertos pasajes desesperante. La locura en este relato se lee, se siente y se huele; tal vez, en algún que otro caso hasta incluso contagie, pero da gusto volverse loco leyendo un libro así.



Comments

CRÍTICA - LITERATURA - El hombre en el castillo

390056g0

Autor: Philip K. Dick
Editorial: Minotauro.
Páginas: 208.

6/10 - Buena


Qué sería del mundo si...


Philip K. Dick fue un escritor excéntrico, totalmente salido del molde, no sólo en su tiempo, sino también en la época actual. La torcida imaginación que tenía este muchacho y las formas de ver el mundo futuro seguramente fueron, son y serán la envidia y la inspiración creativa de cualquier aficionado a la ciencia ficción.

El hombre en el castillo sinceramente no es un libro apasionante en su desarrollo, pero la rareza y la excentricidad que rodean al relato lo hace sin dudas muy interesante. Es inevitable sumergirse en el mundo que propone el autor a medida que las páginas avanzan, no porque haya un hilo argumental intrigante, sino porque la historia transcurre bajo circunstancias radicalmente insospechadas, al extremo de la brillantez.

El hombre en el castillo se sitúa en EEUU, luego de que Hitler venciera la 2da guerra mundial y oriente conquistara occidente. Como si eso fuera poco, el protagonista de la novela es un enfermo lúdico que cree fervientemente que el destino está escrito en las páginas del I-Ching, y se remite a practicar la ancestral disciplina cada vez que debe tomar una decisión importante. Rara combinación. Entre consulta y consulta del I-Ching, los personajes principales se encaminan hacia el encuentro de un famoso escritor de ciencia ficción, que ha escrito la versión de un mundo en el que la 2da guerra mundial ha sido ganada por occidente.

Pensada detenidamente, la obra es un espejo bizarro que devuelve el reflejo invertido y futuro de la realidad. El autor se vuelca hacia la ciencia ficción especulativa, apelando sobre todo a un contexto altamente original y rico en detalles. También propone un juego constante de realidad-ficción, entreverando ambas dimensiones al punto de por momentos confundirlas. En algunos pasajes, de hecho, hasta pareciera que Dick se divierte desorientando al lector.

El fuerte de Philip K. Dick nunca fue escribir historias, sino crear mundos. Las páginas de este libro no esconden una revelación avasallante, pero atropellan la razón con la gran originalidad de su contexto. En mi caso, al terminar el libro, no pude evitar ir a comprarme el I-Ching por la enorme expectativa que la historia me había generado acerca de dicha cultura oriental.
El hombre en el castillo quizás no sea un libro excelente, pero sí es una fuente casi inagotable de inspiración, como toda la obra de Dick.



Comments

CRÍTICA - LITERATURA - La fiesta del chivo


portada-fiesta-chivo_med

Autor: Mario Vargas Llosa.
Editorial: Alfaguara.
Páginas: 520.

10/10 - Excelente

La perfección de un género.


Truman Capote inventó con su novela “A sangre fría” un tipo de narrativa que hasta entonces era prácticamente inédita: la novela de no ficción. Vargas Llosa, muchos años después, con La fiesta del chivo supo demostrar hasta donde se podía llegar en el género.

La fiesta del chivo es una novela enorme, magnánima, casi increíble desde el punto de vista creativo. Cuesta imaginar la cantidad de años de trabajo que hay detrás de sus páginas, las horas y horas invertidas en investigación y el posterior esfuerzo narrativo para entramar la historia, que es donde verdaderamente el autor marca la diferencia. Truman Capote sabía narrar los hechos con lujo de detalle, esquematizando el argumento y ordenando las ideas, como eximio cronista que era. Vargas Llosa, en cambio, sabe ponerse en la piel de más de una docena de protagonistas y relatar los hechos desde cada uno de ellos, cambiando la perspectiva de acuerdo a sus personalidades, sus ideas y –sobre todo– sus sentimientos.

El “Chivo” Trujillo, para quienes no lo saben, fue un dictador latinoamericano que sometió a la República Dominicana durante tres décadas, hasta que finalmente fue ajusticiado por un grupo insurgente que planeó y ejecutó su muerte. La novela en cuestión relata la historia del asesinato de Trujillo desde una multiplicidad de ángulos envidiable, involucrando en la narración a una gran cantidad de personajes que van desde el propio Trujillo y sus colaboradores más cercanos, hasta los mismos integrantes del escuadrón subversivo que terminó liquidándolo.

En una obra impecable, el autor sabe reconstruir la realidad a través de datos históricos, pero también recurriendo a la ficción. El archivo y la creatividad entonces se fusionan en un híbrido exquisito de personajes reales e imaginarios que piensan, dialogan y en última instancia conspiran hacia una verdad irreprochable. El resultado final es idéntico en la novela y en la realidad; donde Vargas Llosa ha sabido comprometerse y lucirse, es en el trámite de narrar los hechos que han llevado a dicho desenlace.

La fiesta del chivo es un rompecabezas periodístico ensamblado perfectamente mediante la prosa, a veces ficticia, a veces real, pero siempre insuperable. Truman Capote, con su genial
A sangre fría supo informarnos en forma detallada y precisa los hechos circundantes a un asesinato. Vargas Llosa fue más allá de la crónica, demostrando que a veces la literatura no sólo se lee, también se siente.


Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Los detectives salvajes

images

Autor: Roberto Bolaño.
Editorial: Anagrama.
Páginas: 609.

5/10 - Regular


Crítica de una lectura inconclusa.


Borges, de quien no soy fanático ni mucho menos, solía recomendar a los lectores abandonar aquellos libros cuya lectura no resultara gratificante. Con los años fui comprendiendo lo que quiso decir. Muchas veces nos sentimos obligados a terminar obras clásicas e indiscutidas, o modernas y controversiales, por el mero hecho de satisfacer nuestro ego intelectual. Yo creo que Borges tenía razón. No existen las verdades literarias, como no existen las verdades en general; existen versiones, y conste que tampoco me gusta Nietzsche. No son muchos los libros que no he leído por completo, pero Los detectives salvajes es uno de ellos.

La novela está dividida en 3 partes. La primera sección, que se extiende durante más de 100 páginas, me pareció muy interesante. Roberto Bolaño supo componer una descripción compleja y entretenida del ambiente literario, y más particularmente de los poetas, quizás basándose en experiencias propias. Con sutil ironía, a través de personajes variados en edad, profesión y clase social, el autor ahonda en las excentricidades y el elitismo artístico a los que se ciñen los círculos literarios. Lo hace con una prosa magistral, simple y directa, aunque por momentos visceral y básica al extremo. Las alusiones al sexo se vuelven tan recurrentes y descriptivas, que el relato puede llegar a parecer rayano a la pornografía en ciertos pasajes.

La segunda sección es la que abandoné. El nudo del libro, en forma insospechada, de repente se vuelve una serie de fragmentos inconexos narrados literalmente a través de medio centenar de personajes. Relatos indescifrables, difíciles de relacionar entre sí, que cambian de narrador, geografía y contexto cada dos o tres páginas. Para cuando el lector llega a entender la mecánica que propone el autor, el hilo se ha extraviado en lo más oscuro de la memoria y la frustración es enorme. Es imposible concatenar los relatos de más de una docena de personajes, sobre todo cuando éstos divagan el 80% del tiempo, sin aportar sustancia al argumento. Las reminiscencias a Rayuela de Cortázar, o La casa verde de Vargas Llosa, son inevitables.

La tercera sección retoma exactamente donde termina la primera, regresando al estilo narrativo convencional, en total contraposición con el nudo. La conclusión de la novela es rápida, sin vueltas, y si bien no es tan rica literariamente como lo es la introducción, es entretenida.

Los detectives salvajes es una novela caótica en su desarrollo, que intenta relatar un hecho de forma versátil y original, pero termina agobiando al lector. Un tercio del libro es bueno e incorpora una excelente descripción del mundo literario desde una infinidad de aristas. El resto del libro, sin embargo, es confuso y extremadamente difícil de seguir, porque hallar la trama escondida en 55 relatos distintos durante 400 páginas se vuelve casi tan complicado como encontrar una aguja en un pajar. Esta obra tan renombrada de Roberto Bolaño aterriza sin escalas en mi biblioteca mitológica de lecturas inconclusas, junto a las mencionadas
La casa verde, Rayuela y El ruido y la furia, de Faulkner. Definitivamente no es para mí.


Comments

CRÍTICA - LITERATURA - La sombra del viento

11805_1_la_sombra_del_viento-9788408079545

Autor: Carlos Ruiz Zafón.
Editorial: Planeta.
Páginas: 565.

8/10 - Muy Buena

Literatura pochoclera de calidad.


La sombra del viento es comparable con esas mega producciones de Hollywood en las que hay multiplicidad de géneros. Me refiero al tipo de películas que apuestan por diferentes variantes argumentales al mismo tiempo y salen airosas. Esta novela no será una película, pero posee ritmo cinematográfico y si algo hace bien es entretener de principio a fin, cada vez con mayor intensidad.

Difícil definir con exactitud su género. Comienza como una aventura, predomina el misterio, pero está plagada de comedia y drama. No es una propuesta común, porque si bien pareciera ser una novela comercial, su calidad es verdaderamente notable. Consta de una trama compleja e intrigante, pero sin lugar a dudas el sello distintivo está en la construcción del relato, que es brillante. Hay un gran trabajo en el armado de los personajes y la forma en que interactúan entre sí, pero por sobre todas las cosas, lo que mejor hace este libro es cumplir con lo que promete. Las expectativas que generan la introducción y el nudo de la historia encuentran justicia en el desenlace, y no habrá lector que termine defraudado.

La novela no es perfecta y tiene su vicios. En lo personal, creo que por momentos hay abuso de barroquismo; las descripciones terminan sonando demasiado sobrecargadas y hasta cursis. Esto último es un condimento típico de la novela gótica española, país en el que Lovecraft tiene fervientes seguidores. Lo segundo a criticar, aunque moderadamente, son los diálogos, que por momentos son muy buenos y por momentos demasiado arrebatados e irreales –en particular, entre extraños que entran en confianza muy rápido–, como si el autor quisiera apresurar el curso de la trama a través de ellos.

Las críticas que yo pueda hacerle a esta novela son apenas triviales. Las razones por las cuales creo que no es excelente están seguramente sugestionadas por mi gusto y estilo literario. Lo cierto es que
La sombra del viento atrapa al lector desde las primeras páginas y no lo suelta hasta el punto final. Con el correr de las páginas, los protagonistas dejan de ser meros personajes ficticios y se convierten en conocidos, amigos, y hasta enemigos íntimos. Un libro que logra semejante proeza, no puede ser menos que muy bueno.


Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Papeles en el viento

images

Autor: Eduardo Sacheri.
Editorial: Anagrama.
Páginas: 432.

6/10 - Buena


Nostalgia barrial.


Papeles en el viento es una novela simple, que cuenta las peripecias de un grupo de amigos al que la muerte les arrebata un integrante, y súbitamente deben intervenir para rescatar la herencia de una pequeña niña que ha quedado huérfana de padre, y también de futuro. El Mono, luego de morir joven, deja a su hija en concepto de todo legado económico el pase de un jugador de fútbol venido a menos, y Fernando –su hermano– junto con dos amigos deciden intervenir antes de que sea demasiado tarde.

La premisa es entretenida, y también lo es el desarrollo del relato. P
apeles en el viento no es un libro pretencioso ni mucho menos, es una historia conmovedora que apela a la nostalgia barrial, resaltando valores fundamentales como la amistad y la familia. En ese aspecto triunfa con creces, gracias al gran desarrollo de los personajes que lleva a cabo el autor, pero no hay mucho más contenido dentro de la novela, si es que en realidad hiciera falta.

Una historia divertida, que se lee rápido, con personajes entrañables y mucho folclore argentino, algo en lo que Sacheri es un experto. No es excepcional, pero es lo suficientemente buena como para mantener al lector contento.



Comments

CRÍTICA - LITERATURA - El anatomista

elanatomista

Autor: Federico Andahazi.
Editorial: Planeta.
Páginas: 240.

8/10 - Muy Buena


El escandaloso renacimiento.


El anatomista es una novela con un atractivo inapelable: la controversia. Ya desde el tiempo en que comenzó a hacerse pública, cuando ganó el premio de la fundación Fortabat, la misma promotora (Amalita) decidió correrle el cuerpo y comunicar que ella no estaba de acuerdo con el fallo del jurado. Evidentemente, la falta de tabúes de Federico Andahazi y su notable irreverencia hacia el clero, dejaron a la legendaria aristócrata estupefacta, como a muchísimos otros.

Sin embargo, el escándalo no es el principal encanto de este magnífico libro.
El anatomista es una historia peculiar dentro del Renacimiento, la versión imaginaria de la vida de quien redescubriera la sexualidad femenina, nada más y nada menos que hallando una parte fundamental –y hasta entonces desconocida– de su anatomía: el clítoris. Mateo Cólon, de quien poco y nada se sabe, fue un médico renacentista que proclamó haber incurrido en semejante hallazgo, y Federico Andahazi, aprovechando las circunstancias, fue quien inventó su biografía a través a un relato impecable.

El autor no ahorra en imaginación a la hora de construir la fábula. Con una trama sólida y muy bien narrada, Andahazi proyecta sus sospechas de una época implacable en materia religiosa y se despacha con una historia vibrante, en la que el protagonista debe debatirse entre el amor, la ciencia y los estrechos límites conservadores de la inquisición eclesiástica. El resultado es original, entretenido y por momentos visceral. Algunos fragmentos del libro revuelven las tripas y otros sonrojan, gracias a una prosa magistral que logra trasladar al lector a la época y la circunstancia.

De lectura rápida, dividida en capítulos cortos, si algo demuestra
El anatomista es que lo bueno y breve es doblemente bueno. Nunca sabremos la verdadera historia de este ignoto médico italiano, y sinceramente no importa. La excepcional ficción de Andahazi pareciera ser más que suficiente.



Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Los living

images

Autor: Martín Caparrós.
Editorial: Anagrama.
Páginas: 432.

5/10 - Regular


Tarda en llegar y al final no hay recompensa...

Cuando me enteré de que Martín Caparrós había ganado el premio Herralde de Novela me entusiasmé, porque se trata de un compatriota y porque el último galardón del evento en cuestión traía un antecedente intachable: la excelente novela de Antonio Ungar, “Tres ataúdes blancos”, una de las mejores que he leído en los últimos años. El entusiasmo duró aproximadamente 100 páginas, momento en que empecé a preocuparme porque luego de haber leído casi un cuarto de la obra, la historia no despegaba. Leí otras 100 y nada. Con tres cuartos de la novela ya a la izquierda del señalador perdí las esperanzas, hecho que no estuvo ni cercano a revertirse al alcanzar el final del libro.

En “Los living”, la introducción se estira hacia límites insospechados, donde el protagonista de la novela se despacha con la historia de su vida, narrando momentos aleatorios y aislados que no llegan a despertar del todo el interés del lector. En forma intercalada, el autor va mixturando los capítulos con conversaciones de otro tiempo, donde intervienen personajes en principio confusos y luego simplemente intrascendentes. Mientras mayormente divaga en un relato sospechado de inconducente, Caparrós va dosificando la otra información, la que el lector cree que llevará a una revelación gratificante, y que en realidad termina siendo tan sólo un tema de escaso y vago desarrollo. Ni siquiera en el epílogo, donde se describen a las apuradas algunos de los hechos en los que yo creí que esta novela iba ahondar, el argumento cobra contundencia.

“Los living” carece de sustancia, y a medida que avanzan las páginas, las esperanzas de que por fin comience a tejerse el hilo argumental van cediendo a una lenta e irreversible decepción. Al concluir, uno se pregunta, después de más de 400 páginas, por qué los personajes resultan superficiales, incluido el protagonista, cuando la novela mayormente se enfocó en ellos. La respuesta es fácil: muchas palabras, poco contenido. Me da la impresión de que Caparrós partió de una idea, una premisa muy interesante, pero no supo construir una historia a partir de la misma. Afortunadamente, el escritor está dotado de una prosa ágil –que a veces recuerda a Saramago, por su constante irreverencia a las convenciones propias de la literatura novelesca–, lo que permite que la obra sea leída con fluidez. Esto último no salva a “Los living”, pero por lo menos atenúa la frustración.



Comments

CRÍTICA - LITERATURA - A sangre fría

images

Autor: Truman Capote.
Editorial: Anagrama.
Páginas: 440.

8/10 - Muy buena


La invención de un género.

Truman Capote inventó un género que luego supo popularizarse en la literatura contemporánea: la realidad novelada, o novela de no ficción. Básicamente, se trata de contar una historia real como si fuera ficción a través de la construcción y desarrollo de una trama, en vez de remitirse en exclusiva a una crónica periodística.

Este género es muy interesante, aunque sin dudas requiere el doble de trabajo. La sola investigación periodística que llevó a cabo Capote, con la ayuda de Harper Lee (autora de Matar un Ruiseñor), fue material suficiente para que se hicieran dos películas en la última década. En un libro como éste, la veracidad de los hechos exige que el autor sea minucioso y ultra detallista en la recopilación de datos, lo que ya supone un proceso exhaustivo, que termina siendo sólo la primera parte del trabajo. Después hay que escribir el libro…

A sangre fría cuenta la historia de dos ex convictos que asesinaron a una familia de granjeros en Kansas, un suceso que conmovió a la opinión pública norteamericana a fines de la década del 50’. La novela tiene muchos atractivos, entre ellos la soberbia forma de diagramar y relatar los hechos por parte de Capote, que fue un gran escritor; pero lo más impactante, para mi gusto, fue conocer el perfil psicológico de los criminales. Un asesinato de esas características no puede explicarse fácilmente, y sin bien el hecho se consuma en una fracción segundo con apretar un gatillo, las causas que llevan a ese instante son extremadamente complejas. El escritor ahonda en esa complejidad, remontándose a la vida de ambos personajes y desarrollando aquellos escollos psicológicos que los define como tales.

La frase “la realidad supera la ficción” cobró más sentido que nunca cuando Truman Capote se decidió a escribir este libro. Literalmente, el autor noveló una realidad que supera a la ficción con creces.




Comments

CRÍTICA - LITERATURA - El retrato de Dorian Gray

images

Autor: Oscar Wilde.
Editorial: Edimat.
Páginas: 312.

5/10 - Regular

Un clásico inmortal, aunque envejecido.

Dorian Gray es un personaje fascinante que con el tiempo se ha mitificado en la literatura fantástica. Este noble irlandés imperecedero, no sólo es inmortal en la prosa de Oscar Wilde, sino también en el inconsciente colectivo de los amantes de la ficción, lectores o no.

Para mí, si bien concuerdo con que Dorian Gray es un personaje sumamente interesante, el libro no lo es. Gran parte del aura gótica y aterradora que rodea al personaje de Wilde, como mencioné en el primer párrafo, proviene más del mito colectivo que de la novela misma. En los papeles, El retrato de Dorian Gray invierte más tiempo en describir los menesteres de la sociedad
snob de la época –con el sarcasmo característico de Wilde–, que en desarrollar una trama interesante, y mucho menos terrorífica. Demasiadas páginas dedicadas a describir personajes masculinos a través de su belleza, y mujeres a partir de su carácter.

Este clásico es por momentos narcisista, por momentos crítico, pero casi nunca emocionante. Llegando al final, la trama se inclina en forma apresurada hacia un costado más oscuro, pero para el lector ya es tarde. Lo apasionante de Dorian Gray no se esconde en las páginas de su libro original, sino en la versión mejorada que los aficionados a la fantasía supieron construir.
Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Tres ataúdes blancos

images

Autor: Antonio Ungar.
Editorial: Anagrama.
Páginas: 288.

8/10 - Muy Buena


Brillante sátira de una triste realidad.

Miranda es una República ficticia de América Latina que nos recuerda no a uno, sino a muchos países del territorio. Su presidente, un dictador perpetuado en el poder a fuerza de corrupción y populismo, podría ser el reflejo en el espejo de una docena de personajes siniestros del pasado, y lamentablemente, también del presente. Ungar recurre a la ficción no por ser cobarde, sino para atacar a todos al mismo tiempo y despacharse con la ira necesaria que le demanda su prosa, haciendo de su obra, quizás, una de las críticas más mordaces y entretenidas que he leído sobre la compleja realidad política de Latinoamérica.

El protagonista del relato, un simple ciudadano signado por la mediocridad, que pasada la edad de la adultez aún vive con y de su padre, encuentra su misión en la vida al ser contratado para suplantar a un fallecido –y asombrosamente parecido– candidato a presidente con serias chances de ganar las siguientes elecciones y erradicar de una vez por todas el régimen dictatorial y autoritario al que se somete la nación. Lo que a priori luce como una aventura, termina siendo un viaje sin retorno a las oscuras profundidades de la política, en un país dominado por la mafia y la corrupción, donde no se reconocen límites ni escrúpulos.

“Tres ataúdes blancos” es una novela de suspenso entretenida, contundente y sagaz, con altísimas dosis de sarcasmo y un argumento que mantiene en vilo al lector hasta la última página. Antonio Ungar se luce con su técnica narrativa, en especial al final del libro, donde sorprende al lector con un recurso audaz y creativo. Una muy interesante propuesta que retrata la triste realidad de una región vapuleada por la infamia de unos cuantos que se han creído o se creen dioses.
Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Sobre héroes y tumbas

images

Autor: Ernesto Sábato.
Editorial: Seix Barral.
Páginas: 540.

10/10 - Excelente

Sólo las tumbas quedan de los héroes...

Definitivamente la mejor novela argentina que he leído en mi vida. Quizás no sea fácil de entender, en especial para aquellos que no son argentinos, porque la verdadera riqueza del relato se halla en su sentido figurativo y no en el literal. A lo largo de los años ha habido cientos y cientos de interpretaciones de esta obra de arte, muchísimo revuelo acerca de su significado y sobre todo, del polémico informe sobre ciegos, que es uno de los capítulos con prosa más violenta. Esta crítica es, obviamente, tan sólo una humilde interpretación más.

“Sobre héroes y tumbas” narra una historia ficticia con trasfondo real, usando a sus personajes como vehículo de un complejo mensaje subliminal. En las profundidades de su argumento, Sábato esconde –con la clara intención de que se encuentre- una crítica fulminante de la Argentina, haciendo hincapié en la decadencia política y social que sufre el país en el siglo XX, pero también con cierta retrospectiva hacia el pasado. Como piedra angular del relato, el autor apela a la devaluada y enajenada estirpe de una antigua familia aristocrática porteña, cuyos antepasados supieron ser partícipes activos de la heroica y eterna lucha nacional entre unitarios y federales. Alejandra y Fernando Vidal Olmos, padre e hija, son los exponentes de un linaje en notorio declive, y del que sólo quedan locos y tumbas. Completa el reparto de personajes principales Martín, un muchacho aturdido que busca escaparse al sur y alejarse del padecimiento que le generan las formas de amor propuestas por Alejandra. En paralelo al argumento principal, el escritor también relata un suceso histórico real: la huída desesperada de las tropas del general Lavalle hacia norte del país, quienes luego de sufrir la derrota en el campo de batalla, escapan de los federales acarreando el cadáver del general, para evitar el desmembramiento de sus extremidades (por vulgar y aberrante que suene, esto es verdad).

Esta genial obra de un maestro de las letras –y también de los números–, para mi gusto, tiene dos puntos asombrosos e insuperables: su prosa viva y su vigencia. La primera característica garantiza que la lectura de más de 500 páginas sea una experiencia veloz y encarnizada. Por increíble que suene, los diálogos en este libro no se leen, prácticamente se escuchan, y lo mismo sucede con los fragmentos en tercera persona, donde Sábato pareciera sentarse junto al lector a susurrarle al oído cada palabra. La vigencia, por otro lado, es absolutamente escalofriante. El gran mérito de Ernesto Sábato no ha sido retratar la sociedad argentina desde el 1800 hasta mediados del 1900; su verdadero triunfo fue definirla hasta el día de hoy, ya entrado el siglo XXI. Leer la novela hoy, más de 50 años después de ser publicada por primera vez, resulta una experiencia cercana y familiar. Será que, evidentemente, el autor ha dado en la tecla al describir las características que nos definen como argentinos. Será que, desde las épocas remotas de unitarios y federales hasta este presente perpetuo de peronistas y anti peronistas, la irracional sociedad argentina ha encontrado siempre razones para dividir en vez de unir. “Sobre héroes y tumbas” para mí es un hito de la literatura argentina. Todos los colegios secundarios del país deberían al menos recomendarlo para su lectura a los chicos de 16 y 17 años, porque es una crónica de por qué nuestra sociedad ha fallado a lo largo de casi dos siglos en encontrar puntos en común. Desde los tiempos en que los federales perseguían a los unitarios, aun después de vencerlos, para cortarle la cabeza al cadáver de Lavalle y llevársela como trofeo, pasando por décadas interminables de peronistas y anti peronistas, dictaduras militares, miles y miles de muertos, cada vez más miles y miles de pobres, hasta finalmente hoy, ya avanzada la paupérrima era de kirchneristas y anti kirchneristas, podemos decir, si no asegurar, que los argentinos no hemos aprendido nada. Ernesto Sábato eso lo entendió hace ya 80 años, cuando comenzó a escribir esta novela.

Y entonces, ¿quiénes son los ciegos? Párrafo aparte merece la ya mencionada sección más agresiva de la novela, que también se ha editado por separado, dada su clara independencia del relato central. El “Informe sobre ciegos” está narrado por Fernando Vidal Olmos en primera persona, con prosa visceral, dada su aversión hacia los no videntes, a quienes considera una secta conspirativa que utiliza su discapacidad para influenciar a la sociedad. Ha habido múltiples lecturas de este segmento del libro y Sábato ha tenido que soportar hasta la crítica de ser racista por parte de algún que otro grupo poco iluminado que se ha aferrado a la versión literal del texto. Yo tengo una consideración y una interpretación al respecto del informe sobre ciegos. En primer lugar, Fernando Vidal Olmos es un personaje psicótico y seguramente también esquizofrénico, y el informe debe leerse en ese contexto. Él culpa a los ciegos de su decadencia y sus males, y asegura tener pruebas de lo que dice, aunque ponderando al personaje, es casi indudable que todo sea producto de su imaginación. ¿Por qué los ciegos? Personalmente, yo creo que es una referencia metafórica a la sociedad argentina, que a lo largo de la historia ha desviado la mirada frente a los hechos que la arrastraron a la decadencia, en particular, la corrupción. Al día de hoy, los argentinos seguimos haciéndonos los desentendidos, pero los gobiernos corruptos siguen obteniendo más del 50% de los votos. Dicen que no hay pero ciego que el que no quiere ver...


Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Matar un ruiseñor

images

Autor: Harper Lee.
Editorial: Ediciones B.
Páginas: 416.

10/10 - Excelente

Un manual de vida...

Tarde pero seguro llegó a mí este clásico de la literatura norteamericana, que me llenó el alma de orgullo ajeno y logró conectarme afectivamente con los personajes como ningún otro libro. Matar un ruiseñor no es una novela común, es una lección moral que trasciende el tiempo y las fronteras, y que una vez terminada, seguirá en la mente del lector no sólo como una pieza literaria sino también como compendio de valores fundamentales para la vida en familia y en sociedad.

En materia narrativa, merece destacarse la composición de los personajes. La escritora norteamericana da una lección acerca de cómo presentar, y sobre todo desarrollar, a los personajes fundamentales de la novela. Atticus Finch quedará en mi memoria por siempre, no sólo como el recuerdo indeleble de un personaje novelesco fascinante, sino también como un modelo a seguir en la vida.

Matar a un ruiseñor cuenta una historia entrañable y con eso debería bastar en el mundo de la literatura; sin embargo, no se detiene ahí. Harper Lee va más allá y nos enseña a ser rectos, honrados y tolerantes, como padres y también como ciudadanos… En definitiva, nos enseña a ser mejores personas. Yo quería leer un libro y terminé siendo mejor persona, imagine usted mi sorpresa… Imprescindible.
Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Cien años de soledad

images
Autor: Gabriel García Marquez.
Editorial: Sudamericana.
Páginas: 471.

10/10 - Excelente


La evolución del arte de narrar.

Explicar Cien años de soledad es como intentar describir lo que se siente al comer algo rico... Es difícil. Cien años de soledad para mí fue una revelación; yo no sabía ni me imaginaba que se podía escribir algo así, que se podía ser tan creativo y tan delirado a la hora de contar una historia. Gabriel García Márquez rompió todos los moldes conocidos en la literatura y no me extraña, por tanto, que le hayan rechazado la novela más de quince veces desde múltiples editoriales. Lo que escribió este muchacho hace ya casi cincuenta años fue un disparate, una locura galopante, un derroche de magia narrativa que desbordó las mentes de los lectores más audaces y contaminó la prosa de futuros escritores para siempre, para que nunca más la literatura vuelva a ser la misma; para que Shakespeare y Cervantes se levanten de la tumba a aplaudir y la academia sueca de las letras se rinda a sus pies con un premio que dadas las circunstancias, le queda chico. Cien años de soledad no es un libro, es una inspiración, la piedra filosofal de la nueva literatura y la madre de un género que ha sorprendido al mundo entero. Eso que llaman realismo mágico tiene sus bases fundacionales en la estirpe de José Arcadio Buendía. Insisto, Cien años de soledad no es la mejor novela que leí en mi vida, es directamente la razón por la que escribo.
Comments

CRÍTICA - LITERATURA - La tregua

BENEDETTI_-_LA_TREGUA

Autor: Mario Benedetti.
Editorial: Cátedra.
Páginas: 225.

9/10 - Muy Buena


El encanto de lo simple...


“Acaso Dios tenga un rostro de croupier y yo sólo sea un pobre diablo que juega a rojo cuando sale negro, y viceversa...”

La tregua no es una revelación literaria. Tampoco es uno de esos manifiestos interminables de argumento complejo y contenidos subliminales... La tregua es una historia simple, cotidiana y breve, y no por ello, menos magnánima. El encanto de la tregua radica en la simpleza de su relato y en la virtud del autor de encontrar las palabras precisas en cada momento. Pocos escritores alcanzan semejante excelencia narrativa: lograr transmitir de manera exacta y concisa lo que vive, piensa y siente el protagonista.

Narrada en primera persona a modo de diario íntimo, La tregua cuenta la historia de un montevideano a punto de jubilarse, tras alcanzar la edad requerida por ley -tan sólo 50 años en aquella época-. Viudo desde muy joven y con tres hijos ya adultos, el protagonista recurre a la escritura como vehículo terapéutico, debatiéndose permanentemente entre el recuerdo de su difunta esposa, su profesión, su rol de padre y la posibilidad de un nuevo amor.

La tregua se lee rápido, pero se vive intensamente. Sumergida en el folklore rioplatense de la década del 50 -que Benedetti tan bien sabe describir-, la historia de su protagonista, un contador hastiado de la rutina, podría tranquilamente ser la suya o la mía. Sin embargo, ni usted ni yo podríamos contarla tan bien como lo hace él.

Comments