Críticas de lo poco leído...

CRÍTICA | LITERATURA | Música para camaleones

escanear0003

Autor: Truman Capote.
Editorial: Anagrama.
Género: Cuentos / No ficción.
Páginas: 284.

9

La realidad que supera la ficción.


Truman Capote tuvo a lo largo de toda su carrera una obsesión que dominó su prosa: fusionar la realidad con la narrativa. Él, mejor que nadie, supo combinar su costado periodístico y su creatividad literaria para dar vida a nada más y nada menos que un género inédito hasta entonces: la novela de no ficción, inaugurada con el best-seller A sangre fría. Música para camaleones es, quizás, su obra cumbre; la continuación perfeccionada de su misión intelectual y por qué no, un hito en el espectro de la narrativa breve.

Capote creía como ningún otro en ese aforismo que dicta que la realidad a veces supera a la ficción. Él fue testigo de ello a lo largo de toda su desenfrenada vida, gracias a su enorme capacidad de observación y a su puntillosa atención por los detalles. Nosotros, los lectores, somos los beneficiarios de otra sublime cualidad del autor: su capacidad de contar tanto lo cotidiano como lo extraordinario con notable habilidad y soltura. Pocos escritores saben elegir tan bien las palabras como Capote lo hace en este libro, una y otra vez, cuento tras cuento.

Música para camaleones es prácticamente un anecdotario levemente ficcionado. Comienza con cuentos simpáticos, entretenidos y variados en sustancia. La presentación es, diría yo, muy interesante, pero no extraordinaria. Lo brillante arriba promediando el libro, cuando el cuento largo “Ataúdes tallados a mano” se apodera del lector con una intensidad indescriptible. Se trata de una breve e escalofriante historia policial de la vida real que bien podría tener como protagonista a Sherlock Holmes y a Sir Arthur Connan Doyle como autor. Semejante relato es suficiente para extasiar a cualquier lector y sellar la calidad del libro, pero Capote se guarda algunos ases en la manga. El último segmento son crónicas de entrevistas y encuentros casuales que el escritor ha tenido con ciertas personalidades de distintos ámbitos, algunas famosas y otras no, incluyendo una entrevista a sí mismo. El resultado es soberbio. La narración de Truman Capote excede las expectativas de cualquier lector, dotando de vida a los personajes en cuestión y entreteniendo con historias atractivas desde una enorme multiplicidad de aristas.

Música para Camaleones es un libro patrón de narrativa; una prueba irrefutable de que la creatividad literaria no sólo se canaliza a través de la concepción de una historia, sino y fundamentalmente a través de la forma en que es contada. Capote sentó un precedente para todos aquellos a quienes les encanta leer, pero sobre todo, para quienes disfrutan de escribir.


Comments

CRÍTICA - LITERATURA - La fiesta del chivo


portada-fiesta-chivo_med

Autor: Mario Vargas Llosa.
Editorial: Alfaguara.
Páginas: 520.

10/10 - Excelente

La perfección de un género.


Truman Capote inventó con su novela “A sangre fría” un tipo de narrativa que hasta entonces era prácticamente inédita: la novela de no ficción. Vargas Llosa, muchos años después, con La fiesta del chivo supo demostrar hasta donde se podía llegar en el género.

La fiesta del chivo es una novela enorme, magnánima, casi increíble desde el punto de vista creativo. Cuesta imaginar la cantidad de años de trabajo que hay detrás de sus páginas, las horas y horas invertidas en investigación y el posterior esfuerzo narrativo para entramar la historia, que es donde verdaderamente el autor marca la diferencia. Truman Capote sabía narrar los hechos con lujo de detalle, esquematizando el argumento y ordenando las ideas, como eximio cronista que era. Vargas Llosa, en cambio, sabe ponerse en la piel de más de una docena de protagonistas y relatar los hechos desde cada uno de ellos, cambiando la perspectiva de acuerdo a sus personalidades, sus ideas y –sobre todo– sus sentimientos.

El “Chivo” Trujillo, para quienes no lo saben, fue un dictador latinoamericano que sometió a la República Dominicana durante tres décadas, hasta que finalmente fue ajusticiado por un grupo insurgente que planeó y ejecutó su muerte. La novela en cuestión relata la historia del asesinato de Trujillo desde una multiplicidad de ángulos envidiable, involucrando en la narración a una gran cantidad de personajes que van desde el propio Trujillo y sus colaboradores más cercanos, hasta los mismos integrantes del escuadrón subversivo que terminó liquidándolo.

En una obra impecable, el autor sabe reconstruir la realidad a través de datos históricos, pero también recurriendo a la ficción. El archivo y la creatividad entonces se fusionan en un híbrido exquisito de personajes reales e imaginarios que piensan, dialogan y en última instancia conspiran hacia una verdad irreprochable. El resultado final es idéntico en la novela y en la realidad; donde Vargas Llosa ha sabido comprometerse y lucirse, es en el trámite de narrar los hechos que han llevado a dicho desenlace.

La fiesta del chivo es un rompecabezas periodístico ensamblado perfectamente mediante la prosa, a veces ficticia, a veces real, pero siempre insuperable. Truman Capote, con su genial
A sangre fría supo informarnos en forma detallada y precisa los hechos circundantes a un asesinato. Vargas Llosa fue más allá de la crónica, demostrando que a veces la literatura no sólo se lee, también se siente.


Comments

CRÍTICA - LITERATURA - A sangre fría

images

Autor: Truman Capote.
Editorial: Anagrama.
Páginas: 440.

8/10 - Muy buena


La invención de un género.

Truman Capote inventó un género que luego supo popularizarse en la literatura contemporánea: la realidad novelada, o novela de no ficción. Básicamente, se trata de contar una historia real como si fuera ficción a través de la construcción y desarrollo de una trama, en vez de remitirse en exclusiva a una crónica periodística.

Este género es muy interesante, aunque sin dudas requiere el doble de trabajo. La sola investigación periodística que llevó a cabo Capote, con la ayuda de Harper Lee (autora de Matar un Ruiseñor), fue material suficiente para que se hicieran dos películas en la última década. En un libro como éste, la veracidad de los hechos exige que el autor sea minucioso y ultra detallista en la recopilación de datos, lo que ya supone un proceso exhaustivo, que termina siendo sólo la primera parte del trabajo. Después hay que escribir el libro…

A sangre fría cuenta la historia de dos ex convictos que asesinaron a una familia de granjeros en Kansas, un suceso que conmovió a la opinión pública norteamericana a fines de la década del 50’. La novela tiene muchos atractivos, entre ellos la soberbia forma de diagramar y relatar los hechos por parte de Capote, que fue un gran escritor; pero lo más impactante, para mi gusto, fue conocer el perfil psicológico de los criminales. Un asesinato de esas características no puede explicarse fácilmente, y sin bien el hecho se consuma en una fracción segundo con apretar un gatillo, las causas que llevan a ese instante son extremadamente complejas. El escritor ahonda en esa complejidad, remontándose a la vida de ambos personajes y desarrollando aquellos escollos psicológicos que los define como tales.

La frase “la realidad supera la ficción” cobró más sentido que nunca cuando Truman Capote se decidió a escribir este libro. Literalmente, el autor noveló una realidad que supera a la ficción con creces.




Comments