Críticas de lo poco leído...

CRÍTICA | LITERATURA | El espía que surgió del frío

image004
Autor: John Le Carré
Editorial: Pan Books
Género: Novela / Ficción / Espionaje
Páginas: 256

7

Los grises del espionaje



Lejos del estereotipo originalmente inaugurado por James Bond, El espía que volvió del frío es una novela que incursiona en el mundo del espionaje desde un ángulo mucho más realista, y también más aburrido. Le Carré, en su logrado intento por describir el inframundo de la inteligencia de estado, apuesta por personajes ambiguos e indescifrables para desarrollar una trama superficialmente simple, pero que adquiere complejidad a medida que avanzan las páginas.

El punto más débil del libro se encuentra en el ritmo impreso por el autor para narrar los hechos. Hay una introducción bastante dinámica, un nudo excesivamente dilatado y confuso, y finalmente una conclusión abrupta y sorpresiva, pero también gratificante.

Sin tonos definidos, El espía que surgió del frío se sumerge en aguas grises y profundiza acerca de las ambigüedades éticas y morales en las que naufraga el espionaje. No hay héroes ni villanos puros, sino apenas intereses que justifican uno u otro accionar. Ésa es la premisa argumental y sin lugar a dudas Le Carré logra entregar el mensaje con cierta contundencia arrítmica. Primero promete, luego genera dudas, pero finalmente no defrauda y apuntala la historia. Quizás no sea perfecta, pero es una lectura que vale la pena.




Comments

CRÍTICA | LITERATURA | Cuando el antro sagrado cierra

image003
Autor: Lawrence Block.
Editorial: RBA.
Género: Novela Negra/ Policial.
Páginas: 320.

6.5

El himno de los alcohólicos.


Matt Scudder tiene un vicio, un talento y un tormento. Cuando el antro sagrado cierra es un capítulo superficial de su vida, que explora los hábitos y las amistades de su pasado sin profundizar en ninguno de los tres.

La veta detectivesca predomina en el relato y, sin ser excepcional, se las arregla para entretener al lector. Scudder en esta oportunidad lleva dos casos en simultáneo, al tiempo que vagamente va descubriendo su alcoholismo. Es una novela distinta en la saga, que hurga en el pasado del expolicía sin demasiadas pretensiones, pero se las ingenia para finalmente aportar cierta sustancia narrativa en los últimos capítulos.

Sin deslumbrar, Cuando el antro sagrado cierra logra hacer pasar el tiempo. No es lo mejor de Block, pero está lejos de lo peor. Es, eso sí, mi última incursión en la vida de un personaje que tiene muy buenos momentos, aunque contados. Si tuviera que recomendar lecturas de Lawrence Block, serían Ocho millones de maneras de morir y Los pecados de nuestros padres; el resto de la saga me parece perfectamente prescindible.





Comments

CRÍTICA | LITERATURA | Cuchillada en la oscuridad

image[3]
Autor: Lawrence Block.
Editorial: RBA.
Género: Novela Negra/ Policial.
Páginas: 168.

7

El retorno de un alcohólico sagaz.


El cuarto fascículo de la saga de Matt Scudder retoma la mayoría de los elementos que hacen exitosa la entrega inaugural y si bien quizás le falte algo de contundencia para igualar en calidad a ésta, sin lugar a dudas es notablemente mejor que sus dos predecesoras.

Lawrence Block había perdido el norte de su detective privado en los últimos dos libros, donde se narraban historias insulsas y abundaban personajes poco interesantes. Cuchillada en la oscuridad cambia la trayectoria de la saga, no sólo volviendo a incorporar una trama entretenida sino, y fundamentalmente, ahondando exitosamente en la personalidad de su protagonista. Sin lugar a dudas esta es la novela más introspectiva de Matt Scudder desde el comienzo, y este hecho potencia el entusiasmo del lector.

No es una novela extraordinaria y está un escalón abajo de Los pecados de nuestros padres, principalmente por la complejidad del argumento y también por la resolución del mismo. De alguna manera, más allá de que la investigación y las circunstancias estén bien construidas, la conclusión del caso es demasiado vaga y poco convincente, lo que da la pauta de que en realidad la historia del crimen es apenas un escenario para desarrollar al personaje principal. En esto último el libro verdaderamente supera las expectativas.

Cuchillada en la oscuridad defrauda un poco al final, pero en el trayecto entretiene, atrapa y también nos deja pensando. Es un buen capítulo en la vida de Matthew Scudder y como tal, merece ser leído.





Comments

CRÍTICA | LITERATURA | El puñal

el-punal-jorge-fernandez-diaz-libro-digital-21668-MLA20214806756_122014-O
Autor: Jorge Fernández Díaz.
Editorial: Planeta.
Género: Policial.
Páginas: 456.

7

Crónicas del héroe infame: el James Bond del subdesarrollo.


En la literatura argentina escasean los exponentes policiales, y mucho más aún los libros de espionaje. El puñal es una entrega para celebrar por su frescura, porque recoge un género poco explotado y lo adapta a la realidad socio-cultural de la Argentina. Como tal, la obra de Fernández Díaz es ambivalente: es una ficción policial, pero también es un mapa urbano de la corrupción, el delito y la violencia que azotan a la sociedad.

Remil, el protagonista de la novela, es un 007 del subdesarrollo, un prototipo de héroe ajeno a los estándares habituales. Está bien que así sea. No hay en Argentina lugar para paladines de la justicia como los puede haber en la sociedad anglosajona. En ese sentido, el relato es realista, como también lo es en lo ambiental y lo circunstancial. Pero El Puñal no es una obra netamente verosímil, y podría decirse que su estilo está más cerca de Ian Fleming que de John le Carré, porque muy a pesar de la contundente realidad donde se desarrollan los hechos, el personaje principal ha sido pensado para entretener al lector apelando a ciertos rasgos característicos de los héroes de la ficción. Lo infame no quita lo heroico, y más allá de las variantes en el campo de la moral, Remil es un súper agente que sucumbe ante el amor, y alrededor de ello se desarrolla la historia.

El Puñal no redescubre un género ni mucho menos. Es una novela con un argumento relativamente simple, que apela a recursos y giros narrativos conocidos dentro de la literatura policial. La novedad está, sin embargo, en el contexto en que se adapta el relato. Jorge Fernández Díaz sin lugar a dudas utiliza la ficción como una monumental excusa para desnudar la cruda realidad de un país sumido en la corrupción y la criminalidad, y muy a pesar de un protagonista inverosímilmente implacable, su versión ficcional de la Argentina contemporánea es macabra y atinada.

El Puñal es algo así como una alquimia literaria. Como novela policial y de espionaje, está lejos de descubrir la pólvora, pero considerada dentro del contexto en el que está inmersa, la propuesta se torna mucho más interesante. Quizás no sea una pieza brillante, pero es entretenida, está bien escrita y mantiene en vilo al lector hasta el final.
Comments

CRÍTICA | LITERATURA | La primavera del mal

imgres
Autor: F.G. Haghenbeck.
Editorial: Suma de letras.
Género: Novela Negra/ Policial.
Páginas: 436.

7

Narconovela.


El consumo de drogas es un fenómeno social apasionante, como también lo son la religión y la escatología. Pocas cosas enajenan al hombre como la fe y la droga, llevándolo a obrar de maneras insospechadas. La primavera del mal es una novela negra que describe los inicios del narcotráfico en México, cuando los hábitos de intoxicación en EEUU comenzaban a sofisticarse a partir del levantamiento de la ley seca, en 1933. Se trata de una obra interesante, meticulosa y entretenida, que cumple con las expectativas, aunque no sobresalga en su género.

Lo bueno de la obra radica en la estructura del relato. La primavera del mal es una novela negra que fusiona realidad histórica y ficción apelando a múltiples personajes, algunos verdaderos y otros inventados, de modo impecable. El argumento ha sido concebido rigurosamente, respetando los principios más estrictos de la narrativa, lo que permite al lector seguir el hilo de la trama sin problema, incluso cuando son muchos los protagonistas en el libro. Éste no es un tema menor. Las historias no sólo hay que saber inventarlas, sino presentarlas, desarrollarlas y concluirlas, y el autor en este aspecto ha hecho un trabajo prácticamente arquitectónico.

Lo menos virtuoso de la novela, para mi gusto, se encuentra en la prosa, que me ha parecido plana y demasiada enfocada en los diálogos. Esto quizás no sea casualidad, tratándose de escritor oriundo del mundo del cómic. Haghenbeck sabe componer una historia, pero no siento que traslade al lector a la hora de contarla. Las descripciones son pobres, las metáforas forzadas y hasta los diálogos por momentos resultan inverosímiles.

La primavera del mal merece leerse, por su contenido histórico y porque es entretenida, pero no es una obra sobresaliente. Es una novela liviana en lo literario, ambientada en una época real con pinceladas de ficción hollywoodenses.





Comments

CRÍTICA | LITERATURA | El Terror

9780553818208
Autor: Dan Simmons.
Editorial: Roca.
Género: Novela / Ficción.
Páginas: 786.

7/10 - Buena

El interminable frío del ártico.


El Terror es una pieza literaria atípica que combina la ficción con la novela histórica y crea una terrorífica versión de los hechos acaecidos a mediados del siglo 19, cuando dos naves de la armada británica quedaron encalladas en los hielos del ártico, en lo que fuera conocida como la fallida expedición Franklin.

La novela relata las desventuras de los barcos HMS Terror y HMS Erebus y sus 129 tripulantes, quienes zarparon hacia el polo en búsqueda del paso del noroeste y nunca más regresaron. Hay un inmenso trabajo investigativo por parte del autor, quien ha recolectado e incorporado una infinidad de datos verídicos acerca de la expedición para posteriormente incorporarlos al argumento como materia prima principal de la obra. Todos los personajes descriptos en la historia son reales y muchas de las circunstancias son efectivamente inspiradas por especulaciones documentadas de ciertos historiadores.

Pero no todo es rigor historicista en El Terror. Dan Simmons echa pimienta al transcurso de los hechos añadiendo elementos propios de la ficción, así como también algún que otro condimento fantástico, como ser la existencia de una bestia ancestral que los acecha día y noche. Sin embargo, el verdadero terror del relato no radica en el asedio de un Godzilla ártico, sino en la eximia ambientación lograda por el escritor. La novela logra por momentos trasladar al lector al escenario propuesto y transmitirle el frío y la desolación experimentada por los protagonistas, lo que se destaca como el punto más saliente del libro.

En cuanto a lo negativo, a El Terror le sobran no 100, sino algo así como unas 300 páginas para mi gusto. Y es que Simmons, en su afán extremadamente detallista, desarrolla su prosa a través de más de una decena de personajes con variados recursos narrativos. No hay baches en la calidad literaria, pero si una excesiva –sino compulsiva– ambición épica que resulta en una longitud casi intolerable. El frío del ártico, por intenso que se sienta página tras página, termina siendo un fastidio. También hay muchos capítulos que se remontan a las historias personales de ciertos protagonistas que no creo que agreguen demasiado al nudo de la narración.

El Terror es una novela disfrutable que se destaca por su excelencia narrativa y por la complejidad de su construcción, aunque también puede resultar tediosa. Quienes estén dispuestos a leer sus casi 1000 páginas –yo he leído su versión original, no una traducción, pero las traducciones promedian las 750/800 páginas–, pueden terminar algo hastiados, pero no decepcionados.




Comments

CRÍTICA | LITERATURA | Negar todo

imgres

Autor: Roberto Fontanarrosa.
Editorial: Ediciones de la flor.
Páginas: 285.

7/10 - Buena

Antología póstuma.


El negro Fontanarrosa no se fue sin despedirse. Por motivos que exceden lo literario, su última antología de relatos demoró en salir a la calle, pero finalmente se publicó en 2013. No se trata, como pueden pensar algunos, de una recolección desesperada de cuentos inéditos que los editores reflotaron con aspiraciones comerciales. Negar todo es una entrega fiel al estilo del escritor rosarino, que no defraudará a sus más acérrimos lectores.

Yo nunca he sido un gran fanático de la prosa de Fontanarrosa. Siempre me interesé más por su irrepetible talento dentro del humor gráfico que en sus textos. Aun así, no sólo estoy familiarizado con su obra literaria, sino que también lo admiro como escritor. Su estilo era innegable; quizás demasiado homogéneo y a veces repetitivo, pero su manejo del lenguaje barrial y su gran capacidad para volcar en letras la cultura popular argentina han sido insuperables. Negar todo es otra entrega más de su ingenioso compendio literario, de rápido reconocimiento por el lector. Hay mucho folclore en sus páginas; personajes pintorescos que recuerdan a conocidos; situaciones que bien podríamos hacer propias; lugares que suenan familiares, etc… Hay, para resumirlo, química. El lector sabe de qué habla Fontanarrosa y éste último vuelve a expresarlo como pocos.

No hay nada nuevo en la última antología del negro, lo que no es necesariamente malo. El ferviente canalla se despidió de nosotros con su estilo y humor intactos. Los fanáticos disfrutarán mucho este libro, y el resto, como yo, no podremos más que encontrarlo altamente entretenido. Quizás no sea de mis lecturas más preciadas, pero es imposible pasarla mal leyéndolo.



Comments

CRÍTICA | LITERATURA | Guía del autoestopista galáctico

Pasted Graphic

Autor: Douglas Adams.
Editorial: Anagrama.
Páginas: 190.

6/10 - Buena

Delirio intergaláctico.


La ciencia ficción y la comedia son géneros literarios rara vez combinados. Guía del autoestopista galáctico es un libro sin dudas ingenioso y creativo, que apela a la ciencia ficción como una excusa para hacer humor. Al igual que en el espacio, en el marco propuesto por el libro no hay límites para la imaginación, y tampoco para el absurdo. Esta novela irreverente y original, si bien se disfruta de principio a fin, también se excede en su incansable intento de provocar la risa a través del disparate.

Douglas Adams da rienda suelta a su inventiva y explora los confines de la ficción sin reservas. Comienza no por construir un mundo, sino por destruirlo, lo que le deja nada más y nada menos que el infinito a su alrededor para elaborar su descabellada trama. No existe poder de especulación sobre la faz de la tierra que siquiera se aproxime al desarrollo de los hechos, porque Guía del autoestopista galáctico es completamente impredecible, con sus virtudes y sus defectos. Hay detalles asombrosos y pasajes desopilantes, aunque también hay un abuso notorio de su estilo trasgresor. Por momentos, la novela empalaga de tanto que insiste con su premisa delirante, resaltando la irrealidad del relato y generando que el lector tome cierta distancia de sus personajes. El surrealismo empujado al extremo a veces va en detrimento de la seducción literaria, porque suele levantar barreras entre el lector y la historia, impidiendo una conexión del todo gratificante. Es difícil involucrarse con esta obra, porque tanto barroquismo humorístico termina desdibujando a los protagonistas, reduciéndolos a personajes artificiales.

Guía del autoestopista galáctico es sin dudas única, original y entretenida, aunque para mi gusto dista de ser considerada una joya del género. Es una lectura pasatista con destellos de genialidad y brillantez. Divertida, pero no fascinante.



Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Chamamé

chamame

Autor: Leonardo Oyola.
Editorial: Salto de página.
Páginas: 224.

7/10 - Buena

Western nacional y popular.


Incursión novelesca en un género poco usual en la literatura argentina. Chamamé es un western urbano-rural ultra violento que narra las peripecias de dos delincuentes crónicos unidos por el destino y enfrentados por los vicios del oficio.

Leonardo Oyola logra momentos brillantes en esta novela, capítulos que sacuden al lector gracias a una prosa visceral e instintiva. Es un libro oscuro, inquietante e imprevisible, que triunfa en la caracterización de sus personajes y en la descripción de los ámbitos donde éstos se mueven. Sin embargo, quizás le falte un poco de sustancia argumental, una línea más sólida que ligue las secuencias narrativas y evite esa sensación de dispersión que se experimenta al leerse. Pero esto último no impide el disfrute de una novela que se lee rápido e intensamente.

Chamamé es una buena propuesta policial autóctona, única en su género a nivel nacional, y merece leerse sin lugar a dudas.
Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Velocidad de los jardines

velocidad_de_los_jardines

Autor: Eloy Tizón.
Editorial: Anagrama.
Páginas: 142.

6/10 - Buena


Narrativa lateral y críptica.


Hay libros largos que se leen rápido y libros cortos que se leen lento; hay textos que se procesan en forma interactiva, mientras se leen, y otros que obligan a una sinapsis tardía. Preguntarse qué significa que los jardines sean veloces es apenas un comienzo en este libro, porque básicamente de eso se trata: de preguntarse una y otra vez el significado de cada cuento.

Eloy Tizón es un escritor original, poseedor de una narrativa peculiar y creativa, que encuentra formas alternativas de exponer las ideas. La técnica no es un dato menor, porque la frescura literaria que aporta el autor es sin lugar a dudas condición suficiente para que el entretenimiento esté garantizado. Ahora bien, este alquimista de las palabras que logra combinarlas como ningún otro es también un escritor críptico que disfruta de esconder los mensajes, invitando al lector a la catarsis tardía. No hay sustancia inmediata en
Velocidad de los jardines, sino apenas evidencia, pistas superficiales de lo que el autor ha querido significar en su laberinto narrativo. Quienes quieran aferrarse a algo concreto o pretendan conclusiones expresas, deberán buscar en sus intelectos una versión que medianamente les satisfaga, dadas las premisas argumentales del autor.

Algunos lectores disfrutan de la exploración literaria, asumen el desafío de enterrarse en las entrañas de un relato y recorrerlo mentalmente hasta descifrar su secreto medular. Para ellos,
Velocidad de los jardines será una experiencia única. Para los demás, los que no tenemos paciencia, este libro de cuentos vale la pena dada la creatividad narrativa de su autor, que no es poco, pero tampoco mucho.



Comments

CRÍTICA - LITERATURA - El hombre en el castillo

390056g0

Autor: Philip K. Dick
Editorial: Minotauro.
Páginas: 208.

6/10 - Buena


Qué sería del mundo si...


Philip K. Dick fue un escritor excéntrico, totalmente salido del molde, no sólo en su tiempo, sino también en la época actual. La torcida imaginación que tenía este muchacho y las formas de ver el mundo futuro seguramente fueron, son y serán la envidia y la inspiración creativa de cualquier aficionado a la ciencia ficción.

El hombre en el castillo sinceramente no es un libro apasionante en su desarrollo, pero la rareza y la excentricidad que rodean al relato lo hace sin dudas muy interesante. Es inevitable sumergirse en el mundo que propone el autor a medida que las páginas avanzan, no porque haya un hilo argumental intrigante, sino porque la historia transcurre bajo circunstancias radicalmente insospechadas, al extremo de la brillantez.

El hombre en el castillo se sitúa en EEUU, luego de que Hitler venciera la 2da guerra mundial y oriente conquistara occidente. Como si eso fuera poco, el protagonista de la novela es un enfermo lúdico que cree fervientemente que el destino está escrito en las páginas del I-Ching, y se remite a practicar la ancestral disciplina cada vez que debe tomar una decisión importante. Rara combinación. Entre consulta y consulta del I-Ching, los personajes principales se encaminan hacia el encuentro de un famoso escritor de ciencia ficción, que ha escrito la versión de un mundo en el que la 2da guerra mundial ha sido ganada por occidente.

Pensada detenidamente, la obra es un espejo bizarro que devuelve el reflejo invertido y futuro de la realidad. El autor se vuelca hacia la ciencia ficción especulativa, apelando sobre todo a un contexto altamente original y rico en detalles. También propone un juego constante de realidad-ficción, entreverando ambas dimensiones al punto de por momentos confundirlas. En algunos pasajes, de hecho, hasta pareciera que Dick se divierte desorientando al lector.

El fuerte de Philip K. Dick nunca fue escribir historias, sino crear mundos. Las páginas de este libro no esconden una revelación avasallante, pero atropellan la razón con la gran originalidad de su contexto. En mi caso, al terminar el libro, no pude evitar ir a comprarme el I-Ching por la enorme expectativa que la historia me había generado acerca de dicha cultura oriental.
El hombre en el castillo quizás no sea un libro excelente, pero sí es una fuente casi inagotable de inspiración, como toda la obra de Dick.



Comments

CRÍTICA - LITERATURA - La muerte en Venecia

images

Autor: Thomas Mann.
Editorial: Edhasa.
Páginas: 121.

6/10 - Buena

El verdadero amor en los tiempos del cólera.


La muerte en Venecia es un clásico que en su momento fue controversial, dadas ciertas connotaciones de índole sexual expuestas en el argumento, pero que entrado el siglo XXI sinceramente no sorprenderá a nadie que no sea un conservador ortodoxo. Provista de una prosa pomposa y simbólica, típica de la época, esta novela breve desarrolla una idea simple que se extiende durante algo más de un centenar de páginas a través de párrafos largos y sobrecargados, en los que es fácil perderse y continuar leyendo mientras se piensa en cualquier otra cosa; y todo esto, sin perder el hilo del relato.

Lo que sucede con este tipo de clásicos es que al principio impactan con su prosa impecable, exquisita y milimétrica, pero con el correr de las páginas empalagan al lector, que termina rogando por un milagro argumental que lo rescate del ostracismo.
La muerte en Venecia tiene la ventaja de ser lo suficientemente corta para que no lleguemos a ese punto de hartazgo, y si bien Thomas Mann no es un gran economista de palabras, supo acotar la dimensión de la narración de acuerdo a las necesidades de su simple historia.

Es un libro de un simbolismo enorme, que trata temas íntimos y que seguramente tendrá una llegada radicalmente distinta en cada lector. A mí me ha gustado el escenario elegido y la sutil descripción que hace de la ciudad. Sin lugar a dudas, Venecia es así, hermosa pero hedionda, romántica y trágica a la vez. El amor y la peste conviven en esta novela como un híbrido indisociable, y no se me ocurre mejor lugar que Venecia para narrar un hecho así. Leerla no es una experiencia sublime, pero aun así es una propuesta interesante, que deja pensando.



Comments

CRÍTICA - LITERATURA - Papeles en el viento

images

Autor: Eduardo Sacheri.
Editorial: Anagrama.
Páginas: 432.

6/10 - Buena


Nostalgia barrial.


Papeles en el viento es una novela simple, que cuenta las peripecias de un grupo de amigos al que la muerte les arrebata un integrante, y súbitamente deben intervenir para rescatar la herencia de una pequeña niña que ha quedado huérfana de padre, y también de futuro. El Mono, luego de morir joven, deja a su hija en concepto de todo legado económico el pase de un jugador de fútbol venido a menos, y Fernando –su hermano– junto con dos amigos deciden intervenir antes de que sea demasiado tarde.

La premisa es entretenida, y también lo es el desarrollo del relato. P
apeles en el viento no es un libro pretencioso ni mucho menos, es una historia conmovedora que apela a la nostalgia barrial, resaltando valores fundamentales como la amistad y la familia. En ese aspecto triunfa con creces, gracias al gran desarrollo de los personajes que lleva a cabo el autor, pero no hay mucho más contenido dentro de la novela, si es que en realidad hiciera falta.

Una historia divertida, que se lee rápido, con personajes entrañables y mucho folclore argentino, algo en lo que Sacheri es un experto. No es excepcional, pero es lo suficientemente buena como para mantener al lector contento.



Comments