Críticas de lo poco leído...

CRÍTICA | LITERATURA | La primavera del mal

imgres
Autor: F.G. Haghenbeck.
Editorial: Suma de letras.
Género: Novela Negra/ Policial.
Páginas: 436.

7

Narconovela.


El consumo de drogas es un fenómeno social apasionante, como también lo son la religión y la escatología. Pocas cosas enajenan al hombre como la fe y la droga, llevándolo a obrar de maneras insospechadas. La primavera del mal es una novela negra que describe los inicios del narcotráfico en México, cuando los hábitos de intoxicación en EEUU comenzaban a sofisticarse a partir del levantamiento de la ley seca, en 1933. Se trata de una obra interesante, meticulosa y entretenida, que cumple con las expectativas, aunque no sobresalga en su género.

Lo bueno de la obra radica en la estructura del relato. La primavera del mal es una novela negra que fusiona realidad histórica y ficción apelando a múltiples personajes, algunos verdaderos y otros inventados, de modo impecable. El argumento ha sido concebido rigurosamente, respetando los principios más estrictos de la narrativa, lo que permite al lector seguir el hilo de la trama sin problema, incluso cuando son muchos los protagonistas en el libro. Éste no es un tema menor. Las historias no sólo hay que saber inventarlas, sino presentarlas, desarrollarlas y concluirlas, y el autor en este aspecto ha hecho un trabajo prácticamente arquitectónico.

Lo menos virtuoso de la novela, para mi gusto, se encuentra en la prosa, que me ha parecido plana y demasiada enfocada en los diálogos. Esto quizás no sea casualidad, tratándose de escritor oriundo del mundo del cómic. Haghenbeck sabe componer una historia, pero no siento que traslade al lector a la hora de contarla. Las descripciones son pobres, las metáforas forzadas y hasta los diálogos por momentos resultan inverosímiles.

La primavera del mal merece leerse, por su contenido histórico y porque es entretenida, pero no es una obra sobresaliente. Es una novela liviana en lo literario, ambientada en una época real con pinceladas de ficción hollywoodenses.





blog comments powered by Disqus